¡Con bienvenida de campeones!

Fans madrugan para recibir a sus ídolos, los Tigres

Guía de Regalos

MONTERREY, México.- La victoria de los Tigres sobre Pachuca de 1-0 en el juego de ida del domingo en los cuartos de final, propició una alegría que desbordó a decenas de familias regias que se dieron cita ayer por la madrugada para recibir al plantel auriazul.

Alrededor de 200 personas se reunieron en la Terminal C del Aeropuerto Internacional de Monterrey para esperar el regreso del equipo tras el juego que ganaron en Hidalgo.

Niños, jóvenes y adultos llegaron desde la medianoche a la terminal enfundados de la casaca felina. Con gorros, banderas, playeras y algunos trapos, los aficionados entonaron algunos cánticos para hacer más llevadera la espera, ya que el vuelo se retrasó, pero cuando el equipo arribó, las muestras de cariño no se hicieron esperar.

En especial a Lucas Lobos, quien fue asediado por la mayoría de los fans para buscar una foto o un autógrafo.

“¡Y ya lo ven, y ya lo ven, es pa’ Rayados que lo miran por TV”, gritaban eufóricos los seguidores, en su mayoría hombres.

“Tigres, Tigres” y “Poropopó, poropopó, es el equipo del Bigotón”, son algunos de los cánticos que se escucharon en la Terminal C.

“No importa lo que digan, el equipo jugó muy bien, lo que cuenta es que ganamos y vamos a golear a Pachuca otra vez en el Universitario”, dijo Alfredo Martínez, aficionado que trajo a su esposa y sus dos hijos.

“Aprovechamos el asueto porque todos en la casa le vamos a Tigres, aunque mi niño ya se cansó y ahora tengo que cargarlo”, aseguró Azucena, de 32 años.

Los felinos llegaron cansados, pero contentos, y ahora tendrán una semana para prepararse y recibir el choque de vuelta en el que buscarán concretar su pase a las semifinales.

Mientras la afición está eufórica y sueña con el pase de Tigres a la semifinal, la mesura de Ricardo Ferretti apareció para pedir a sus jugadores que no caigan en triunfalismos.

Si bien los seguidores han manifestado su alegría por el triunfo sobre Pachuca, “Tuca” aseguró que apenas es un paso hacia la semifinal, por lo que no se confiarán y buscarán jugar mejor el domingo.

“El juego de ayer [del domingo] es un paso, pero hay un segundo partido, no podemos dar por hecho el trabajo, no podemos caer en excesos de confianza ni en triunfalismos”, advirtió el brasileño.

“El resultado es positivo, nos da la ventaja, pero debemos manejar el próximo partido, estar atentos. Vamos a prepararnos igual o mejor, las circunstancias serán diferentes”, alertó el timonel.