No consideran crimen la muerte de joven gay

Guía de Regalos

AMHERST, Nueva York/AP – La Policía que ha estado investigando el suicidio de un joven que sufrió acoso por ser gay determinó que no existe ningún delito en la muerte del muchacho.

Detectives enviaron el mes pasado la computadora y el teléfono de Jamey Rodemeyer, de 14 años, al laboratorio forense para establecer si el acoso del cual el joven había hablado tuvo directamente relacionado con el suicidio que cometió el 18 de septiembre pasado.

Los investigadores buscaban evidencias que respaldaran los cargos de acoso agravado o crimen de odio.

Jamey, un estudiante de la secundaria, colocó -antes de suicidarse- videos y notas en su blog donde indicaba que sufría de permanente acoso tras admitir públicamente que era gay.

Ayer, la Policía explicó en un comunicado que la investigación reveló que Jamey fue objeto de comentarios inapropiados e insensibles, pero no al punto de que pudiera abrirse causa por crimen de odio.