Cuestionan a camiones mexicanos

WASHINGTON/EFE – El sindicato de transportistas estadounidenses “Teamsters” interpuso una demanda para que el Gobierno de EE.UU. no permita la entrada de camiones mexicanos en territorio nacional con el argumento de que causan un impacto medioambiental.

En un comunicado, el presidente del sindicato, Jim Hoffa, dijo que “abrir las fronteras a esos peligrosos y sucios camiones es un ataque a la seguridad de las autopistas, a los camioneros estadounidenses, a los trabajadores de mayoristas y al medio ambiente”.

La demanda fue presentada en un tribunal federal contra el Departamento de Transporte para se bloquee el programa piloto que les permite cruzar la frontera sin límite de kilómetros y se evalúe el impacto al medio ambiente de los camiones mexicanos.

Hoffa aseguró que el programa piloto, firmado en marzo entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo mexicano, Felipe Calderón, genera una “presión que la clase media estadounidense no necesita”.

El programa piloto se puso en marcha el pasado mes con el ingreso del primer camión procedente de México desde que en 1994 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos, México y Canadá.

El TLC contemplaba la libre circulación del transporte de mercancías por carretera procedente de México, pero hasta el comienzo de este programa piloto los camiones solo podían ingresar 25 millas (unos 40 kilómetros) en territorio estadounidense.

Por el contrario, los transportistas canadienses no están sujetos a estas limitaciones.

La demanda del sindicato “Teamsters” pide que los camiones mexicanos muestren señales que aclaren que cumplen los requisitos federales de seguridad, mientras que denuncia que los conductores mexicanos no están sujetos a los mismos requisitos físicos que los estadounidenses.