Cae sospechoso de robar a taxista

NUEVA YORKLa policía arrestó al sospechoso de robar -a punta de pistola- a un taxista en Manhattan el Día de Acción de Gracias.

El sospechoso, identificado por las autoridades como Anthony de Jesús, de 23 años de edad, enfrenta cargos de robo en primer grado.

Investigadores dijeron que De Jesús se montó en el taxi livery en la esquina oeste de la calle 207 y Broadway, en el sector de Inwood, en Manhattan, el pasado jueves 24 de noviembre, cerca de las 5:00 a.m., y pidió que lo llevaran a la calle 213 y la Décima avenida. Después se descubrió que De Jesús reside en la calle 211 del mismo sector, cerca de donde se cometió el hecho.

La policía dijo que cuando el taxista, identificado como un hombre de 50 años, detuvo el vehículo en la calle 213, el sospechoso sacó un arma y demandó dinero. El taxista le pasó el efectivo que cargaba y De Jesús abandonó la escena caminando. Nadie resultó herido, según dijo la policía.

El arresto se produjo con la ayuda de la foto que fue tomada por la cámara de seguridad del taxi, en la cual se veía al sospechoso vestido con una gorra de los Yankees de Nueva York, un jacket color claro y jeans oscuros.

Cira Angeles, portavoz de la Asociación de Bases de Taxis, dijo que las cámaras de seguridad de los taxis son elementos de prevención contra el crimen.

“La instalación de cámaras de seguridad en los taxis es una prioridad, porque previenen que personas asalten a los taxistas, por el hecho de que sienten miedo a ser fotografiadas”, dijo Angeles. “Muchos choferes, cumpliendo con una resolución de 2007, actualizaron sus cámaras instalando otras de mayor resolución y, con ello, están protegiendo sus vidas en las calles, porque evidentemente en medio de una economía precaria como ésta los asaltos aumentan”, agregó.

José Viloria, presidente de la Federación de Taxistas de Nueva York, dijo que su organización se siente complacida con el trabajo que viene realizando la policía en la protección de los trabajadores del volante, y le hizo un llamado a los taxistas “para que no usen las cámaras sólo como un requisito sino como una herramienta de vigilancia, que va a ayudar al Departamento de Policía a atrapar a cualquier persona que en un momento determinado atente contra su seguridad”.

“Nosotros muchas veces somos negligentes con relación a la cámara, y debiera darnos vergüenza que la policía nos dé multas por no tener al día un equipo que nos protege a nosotros mismos”, dijo Viloria.