No al acuerdo hipotecario

NUEVA YORK/EFE – Un juez federal de Nueva York rechazó ayer el millonario acuerdo que había cerrado el mes pasado Citigroup con las autoridades reguladoras de EEUU para poner fin a una investigación por su papel en la crisis hipotecaria de 2008 y fijó para julio de 2012 el inicio de un juicio.

El acuerdo, por el que Citigroup aceptaba pagar una multa de 285 millones de dólares para que se cerrara la investigación, fue rechazado por el juez federal Jed Rakoff, que consideró que en ese pacto el banco no admite responsabilidades en los hechos investigados y no reconoce ni desmiente haber engañado a sus clientes.

El juez, que fijó el inicio del juicio para el 16 julio de 2012, asegura que los estadounidenses tienen “gran interés” en conocer cómo se manejan las cosas en los mercados financieros y en su dictamen de 15 páginas se pregunta si la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. (SEC) no quiere “conocer la verdad”. Citigroup acordó pagar la multa para cerrar varias causas civiles por supuestamente engañar a inversores en la venta de activos hipotecarios tóxicos que contribuyeron al estallido de la crisis financiera de 2008.