Ordenan detención de excuñada de Colom

Sigue a El Diario NY en Facebook

Guatemala/EFE – Un tribunal guatemalteco ordenó ayer la detención de Gloria Torres, excuñada del presidente Álvaro Colom, y sus dos hijas, por delitos de estafa y lavado de dinero, informó una fuente judicial.

El secretario general del Ministerio Público (MP), Mynor Melgar, explicó, en declaraciones a la radio local Emisoras Unidas, que la orden de detención fue girada por un tribunal de instancia a petición de la Fiscalía de Lavado de Dinero.

La detención incluye a Eugenia y Christa Castañeda, la dos hijas de la hermana de la excandidata presidencial y exprimera dama de Guatemala, Sandra Torres.

La Policía capturó en una residencia del sur de la capital a Eugenia Castañeda Torres.

Melgar dijo que se ha pedido la captura de al menos 10 personas, entre funcionarios municipales y particulares, que supuestamente integran una red que ha defraudado a varias corporaciones ediles con obras “fantasmas”.

“Las ordenes de captura fueron emitidas en contra de Gloria Torres, sus dos hijas y una red que se dedicaba a defraudar las arcas municipales”, afirmó.

Melgar no precisó el monto de lo supuestamente defraudado por esta red en la que fue implicada Gloria Torres, que junto a su hermana Sandra, quien se divorció del presidente Colom en abril pasado con el fin de participar, sin éxito, como candidata presidencial en los comicios generales de septiembre, fue una de las fundadores de la gobernante Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en 2000.

Gloria Torres es una experta en gestión municipal, lo que le valió para que Colom, que tomo posesión de la Presidencia de Guatemala el 14 de enero de 2008, la haya nombrado como su enlace político con los alcaldes, puesto al que renunció a principios de este año.

El fiscal Rolando Rodenas encabezó ayer unos operativos en el sur de la capital en busca de la excuñada del mandatario guatemalteco y sus dos sus hijas, pero sólo fue detenida Eugenia, quien fue llevada al tribunal que ordenó las capturas.

Rodenas explicó a periodistas que la red está integrada por varias personas y es acusada de haber lavado más de un millón de quetzales (más de 126.900 dólares) entre 2005 y 2006, es decir, antes de que Gloria Torres fuera nombrada por Colom como su enlace con los alcaldes en 2008.

El fiscal evitó entrar en detalle de en cuáles municipalidades la red se apropió de los recursos porque, aseguró, los tribunales declararon en reserva el caso.

Rodenas manifestó que los fondos públicos no fueron sacados de Guatemala y anunció que continuará con los operativos para dar con el paraderos del resto de la red, incluida la excuñada del presidente Colom.