Tigres queda con un pie en la final

Tigres queda con un pie en la final
Lucas Lobos de Tigres (atrás) y Raul Rico (adelante) de Querétaro forcejean por el control de la redonda, durante el encuentro de anoche que no tuvo anotaciones.
Foto: Mario Guzman / efe

México/EFE – Los Tigres del técnico brasileño Ricardo Ferretti sacaron anoche un empate sin goles en casa de los Gallos de Querétaro del entrenador paraguayo José Saturnino Cardozo, con lo que pusieron un pie en la final del Apertura 2011 del fútbol mexicano.

Por terminar mejor en la tabla en la fase de clasificación, Tigres accederá a la disputa del cetro si gana o empata en el duelo de vuelta, en el que los Gallos o ganan, o serán eliminados.

El primer tiempo fue de buen fútbol con ligero dominio de los Gallos y algunas llegadas importantes de los visitantes.

Después de insistir en busca de goles, en el minuto 29 los de casa sufrieron la anulación de un gol por fuera de lugar de Adolfo Bautista, una decisión justa según el vídeo, pero que calentó los ánimos de la hinchada queretana.

Tres minutos más tarde, el uruguayo Carlos Bueno, líder del ataque del Querétaro, recibió una tarjeta amarilla al reclamar de manera insistente al oficial y poco después Bautista volvió a amenazar, pero erró en un mano a mano con el portero.

Los Tigres se mantuvieron bien plantado atrás, pero atentos a aprovechar los posibles espacios dejados por el contrario en su afán de irse adelante; así crearon peligro con la dupla del chileno Héctor Mancilla y el argentino Damián Álvarez, detenidos por el portero Liborio Sánchez.

Para la segunda parte, el Querétaro apostó a buscar el triunfo, convencido de que un resultado diferente pondría al equipo en condiciones desfavorables para el partido de vuelta del domingo.

Emilio López disparó a gol en el 50, pero fue detenido por el arquero Enrique Palos; a partir de ahí la zaga de Tigres secó a la ofensiva de los Gallos.

A pesar de que jugarán el partido de vuelta en su estadio y de que un empate en la serie pondrá a Tigres en la final, el técnico Ferretti hizo ajustes y en los últimos minutos comenzó a tener dominio de la pelota, sin renunciar a su prioridad, asegurar la defensa.

En el 85, el argentino Lucas Lobos disparó de zurda con mucho peligro, pero el balón se fue por encima y Tigres perdió una buena oportunidad de anotar.

Ya en los finales, Ferretti envió a la banca al goleador Mancilla y apostó a mantener el empate, lo cual fue un equivalente a ganarle la partida a Cardozo, con quien tuvo una fuerte polémica en la primera parte de la semana.

El duelo de vuelta será el domingo en el estadio Universitario de Monterrey, norte del país, donde se decidirá el finalista que disputará el título al mejor de la serie Santos Laguna-Morelia.

Anoche el Morelia venció 2-1 al Santos, pero el sábado tendrá que visitar a su rival en condiciones duras, obligado a ganar o empatar para acceder a la final.