Interceden por indocumentados en Carolina de Sur

CHARLESTON, Carolina del Sur/AP – Un congresista de Illinois exhortó a las autoridades federales a abandonar los procesos de deportación contra un trabajador de Carolina del Sur y dijo que este tipo de apelaciones representa una manera de que los inmigrantes no autorizados hagan frente a la nueva y estricta ley migratoria estatal que entrará en vigor el 1 de enero.

“Estamos aquí para mostrar a la comunidad de inmigrantes de Carolina del Sur que ustedes pueden pelear”, dijo el representante Luis Gutiérrez, un demócrata que frecuentemente habla sobre temas de inmigración a nombre de su partido.

Gutiérrez se presentó con Gabino Sánchez, un jardinero y trabajador de la construcción de 27 años que habita en Ridgeland, Carolina del Sur, a la llegada de Sánchez a las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en Charleston.

Sánchez fue arrestado por una infracción de tránsito, y al no contar con licencia para conducir ni con permiso migratorio fue reportado al ICE, agencia del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Gutiérrez estuvo ahí para argumentar que los procesos de deportación deben ser desechados bajo una política de la oficina de inmigración que ahora permite, a discreción, proceder judicialmente en este tipo de casos.

Sánchez, un mexicano que llegó a Estados Unidos hace 13 años, tiene esposa y dos hijos estadounidenses. Nunca antes había sido arrestado.

El gobierno de Estados Unidos necesita utilizar sus limitados recursos para deportar a inmigrantes no autorizados que son un amenaza para la sociedad, no a personas como Sánchez, dijo el legislador.

“El gobierno de Obama ha dicho que sus mayores prioridades son los criminales, narcotraficantes, personas que violan y saquean y que son una amenaza para nuestra sociedad”, dijo el demócrata antes de que concluyera la audiencia. “Obviamente Gabino no es una amenaza”.