Clase media pagará menos impuestos

Clase media pagará menos impuestos
El gobernador Andrew Cuomo logra acuerdo sobre impuestos con los legisladores en Albany.
Foto: archivo

Nueva York/EFE – El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció ayer un acuerdo con los líderes legislativos para impulsar el crecimiento y fomentar la creación de empleos que incluye una reforma tributaria que reduce los impuestos a los neoyorquinos de clase media y los aumenta a quienes ganen más.

“Nos hemos puesto de acuerdo dejando al lado las divisiones partidistas para crear empleo y que crezca nuestra economía, logrando al mismo tiempo promulgar un nuevo sistema tributario justo que rebaje los impuestos a la clase media”, afirmó el gobernador Cuomo al anunciar el acuerdo.

La oficina del gobernador de Nueva York estima que con la nueva reforma tributaria el estado podrá obtener ingresos adicionales del orden de los 1.9 mil millones de dólares anuales, a través de un sistema impositivo más progresivo que esperan que beneficie a unos 4,4 millones de neoyorquinos.

Según el acuerdo, que tiene que ser aprobado por ambas cámaras legislativas, los neoyorquinos que ganen menos de $300,000 al año pagarán menos impuestos al fisco, al reducir la carga estatal de 6,85 % a 6,45 %, en el caso de las familias que ganen menos de $150,000 y al 6,65 % a los que ganen menos de $300,000.

“Se trata de los gravámenes más bajos para la clase media en 58 años”, destacó el gobernador Cuomo, quien subrayó que el acuerdo pactado hoy en Nueva York supone un “desafío” a la parálisis política que mantiene “bloqueado” Washington y evidencia que se puede “volver a trabajar por el bien de los neoyorquinos”.

Por su parte, el líder demócrata de la Asamblea Legislativa, Sheldon Silver, dijo compartir la visión del gobernador sobre la necesidad de contar con un sistema tributario más justo y equitativo. “Alguien que gana $50,000 no debería pagar lo mismo que quien hace $5 millones”, indicó el dirigente demócrata.

Durante la última campaña electoral, el entonces candidato Cuomo mostró su firme rechazo a una subida de impuestos en el estado, al alegar entonces que aumentar la presión fiscal a las rentas más altas terminaría provocando que muchos cambiaran de residencia a estados con una carga tributaria menor.

“Me opongo a nuevos impuestos porque sería contraproducente para la economía y aumentaría el número de neoyorquinos que abandonan el estado para pagar menos impuestos”, dijo Cuomo después de ganar las elecciones hace un año. “Es así de sencillo. Subir los impuestos no es la respuesta”, añadió.

Por otro lado, los líderes legislativos en Albany llegaron a un acuerdo para seguir trabajando con el gobernador para recabar apoyos que permitan sacar adelante una votación que incluya una enmienda constitucional para legalizar la apertura de casinos de juego en el estado de Nueva York.

Además, el acuerdo incluye una nueva partida extraordinaria de $50 millones para aumentar las ayudas a los miles de afectados por las últimas inundaciones en ese estado, así como una reducción del impuesto creado en 2009 para financiar las operaciones de la empresa de transportes MTA.