Repuntan las compras en EEUU

Repuntan  las compras en EEUU
Las ventas de este año han superado a las de 2010.
Foto: efe

Washington/Notimex – Las compras personales de los estadunidenses, uno de los principales motores del crecimiento económico del país, aumentaron 7.6 por ciento en noviembre, respecto al mismo mes de 2010, señaló ayer un sondeo de la firma Gallup.

Las estadísticas apoyan la expectativa de que la temporada de ventas navideñas, la más importante del año, será mejor que el año pasado en tiendas departamentales, restaurantes, gasolineras e Internet.

El gasto de los estadunidenses es seguido de cerca por los mercados y por analistas financieros, toda vez que representa dos terceras partes del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

La economía estadunidense creció 2.0 por ciento en el tercer trimestre de 2011, un aumento de siete décimas en relación con el 1.3 por ciento del segundo trimestre del año, de acuerdo con el Departamento de Comercio.

El aumento del PIB estadunidense ha estado apuntalado, además del aumento del gasto personal, en mayores inversiones no residenciales, exportaciones y gasto gubernamental.

La Reserva Federal de Estados Unidos reportó la semana pasada que la actividad económica del país pasó de “lenta” a “moderada” en la abrumadora mayoría de sus 12 distritos, impulsada también por un aumento del gasto de los consumidores estadunidenses.

En su llamado Libro Beige, el banco central estadunidense destacó que todos los distritos, con la excepción de St. Louis, Missouri, notificaron un mejoramiento de las condiciones económicas, incluido un repunte de las ventas de autos y del turismo.

Los dos distritos con el mejor desempeño turístico, que representa una fuente significativa de ingresos en algunas regiones, fueron Nueva York y Atlanta, aunque se reportaron repuntes en Minneapolis y Richmond.

El Libro Beige documentó que la actividad manufacturera se expandió a un paso firme en la mayor parte del país, al tiempo que se aumentaron los créditos y el refinanciamiento de hipotecas residenciales.

No obstante el banco central estadunidense hizo notar que el dinamismo del mercado inmobiliario se mantuvo desacelerado, al igual que la actividad inmobiliaria comercial.