Abogan por el ‘Dream Act’ neoyorquino

Sigue a El Diario NY en Facebook
Abogan por el ‘Dream Act’ neoyorquino
Miembros de diversas organizaciones apoyaron ayer la aprobación de dos medidas que otorgarían fondos para que estudiantes indocumentados puedan asistir a la universidad.
Foto: Candida Portugues / EDLP

Manhattan – En busca de respaldo social y visibilidad mediática para las leyes estatales del sueño (NYS Dream Act) legisladores, activistas y estudiantes indocumentados realizaron ayer diversos actos en Manhattan.

A la espera de que Albany reanude sus sesiones a principios de año están dos propuestas complementarias de ley: la A.6829 patrocinada por el asambleísta Guillermo Linares y la A.8689 por Francisco Moya. Ambas dirigidas al desarrollo, alivio y educación de extranjeros menores de edad, crearan oportunidades para que los hijos de los inmigrantes obtengan ayuda financiera.

“Hemos introducido legislación para que se de una oportunidad a todos estos jóvenes, que tengan el derecho de ir a la universidad”, declaró Moya refiriéndose a las becas para indocumentados.

Legisladores y activistas quieren que las propuestas vayan a votación cuando se reanuden las sesiones en Albany para seguir los pasos de Illinois y California que ya las han creado.

Las convocatorias consistieron en una rueda de prensa frente al ayuntamiento y una audiencia pública en el salón de la Asamblea estatal en Manhattan. Desde Caridades Católicas al Sindicato SEIU 32 BJ, pasando por el concejal Daniel Dromm, la Hispanic Federation, la NY Immigration Coalition, Make the Road NY … se sucedieron los testimonios frente a los asambleístas Steve Engelbert, Deborah J. Glick, presidenta del comité de educación universitaria, Linares y Moya.

Los testimonios hablaron del potencial impacto que las leyes tendría en sus vidas: “Mi sueño es tener una carrera pero es difícil para mí sin ayuda financiera”, expuso Laura Zapata, colombiana de 18 años que quiere estudiar criminología. También en las vidas de otros porque “las familias pueden mantenerse mejor con más educación”, indicó Glick. Mientras que para Diane Steinman, directora de la NYS Interfaith Network for Immigration Reform, pasar esta legislación es “un requerimiento moral”.

“Estamos hablando de dar esperanza a una generación que ha hecho su parte [graduarse] y ahora no se les facilita el acceso a la universidad debido a su estatus migratorio”, señaló Chung-Wha Hong, directora ejecutiva de la New York Immigration Coalition.