México refuerza zonas de riesgo

Felipe Calderón inaugura un cuartel móvil de alerta máxima en Tamaulipas
México refuerza zonas de riesgo
Soldados mexicanos se instalan en Ciudad Mier, Tamaulipas, como parte de la lucha contra el crimen organizado.
Foto: Gardenia Mendoza / La Opinión

CIUDAD MIER, Tamaulipas.- Cuatrocientas familias desplazadas, decenas de muertos y la incapacidad de subsistencia en este poblado -que hasta hace poco era ejemplo de la frontera noreste del país- fueron las alertas que llevaron a idear el primer “cuartel móvil” en México inaugurado ayer con el arribo de 600 soldados.

El 105 batallón de Infantería fue abanderado por el presidente Felipe Calderón en inéditas instalaciones que se montan y desmontan en menos de seis meses para dar respuesta a la naturaleza rápida y expansiva del crimen organizado.

Es una señal contundente de que la zona donde sean ensamblados padece su peor momento de seguridad, como describió ayer Calderón a Ciudad Mier.

“La fase simbiótica donde el Estado y la delincuencia se vuelven uno mismo”, dijo. “Una sociedad en absoluto abandono e indefensión”.

Ubicada a unos kilómetros de Estados Unidos, Ciudad Mier ostentó el título y los dineros de Pueblo Mágico otorgados por el gobierno a las provincias más hermosas del país con alto potencial turístico, hasta que llegó la delincuencia organizada.

Acarreó balaceras, decapitaciones, casas de seguridad, incendios y muerte.

En 2009 solo dos de los 170 asesinatos en el estado ocurrieron en Mier; para 2010, 27 enfrentamientos entre bandas contrarias y militares llevaron a la total paralización turística y laboral y el miedo atroz de la población que huyó en desbandada.

A la fecha, las plazas lucen vacías y algunas casas y negocios aún tienen los huecos de los impactos de bala de múltiples zafarranchos.

La alcaldía reporta que solamente ha regresado una tercera parte de los 8,000 habitantes que había a finales de agosto del año pasado; es decir, alrededor de 3,700.

Así que con la llegada del primer “cuartel móvil” habrá un soldado por cada seis habitantes en la región.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detalló que se trata de responder en tiempo y forma a las eventualidades y procurar el máximo bienestar a los soldados.

“Nuestras tropas están más fortalecidas que nunca”, enfatizó el secretario de Sedena, Guillermo Galván, entre bandas y cohetones que enmarcaron su discurso de apertura del primer cuartel móvil que es por mucho un reto en el estado de Tamaulipas.

Fue en esta entidad donde soldados de élite entrenados especialmente para combatir a los narcotraficantes traicionaron al Ejército para fundar la organización de Los Zetas, sicarios que pasaron a servir al líder del cártel del Golfo, el hoy recluso Osiel Cárdenas.

Es en esta región donde al separarse del cártel que los abrigó, Los Zetas fundaron una industria de extorsión y secuestro para saltar los límites del narcotráfico.

Aquí cayó asesinado el 28 de junio del año pasado el candidato a la gubernatura por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rodolfo Torre Cantú.

Entre enero y marzo próximos, la Sedena prevé la apertura de otros dos cuarteles desmontables en este estado, además del de Ciudad Mier: uno en San Fernando, donde en agosto de 2010 fueron localizados 72 migrantes ejecutados, y el otro en Matamoros, a unos pasos de los límites con Estados Unidos y punto estratégico pata el trasiego de drogas. También se mencionó la instalación de un tercero, peroe en el estado de Michoacán.

En Ciudad Mier, las instalaciones temporales cuentan con 40 hectáreas donadas por el gobierno del estado para una comandancia, cocina, comedor, áreas médicas y dormitorios.

Es un espacio amplio sembrado de árboles entre las naves con techos a dos aguas similares a los tráilers para viviendas estadounidenses, pero con áreas comunes y corredores asfaltados por donde ayer corría un viento invernal.