Acusan a Noriega por desaparición de estudiante

Panamá/EFE – La familia de la panameña Rita Wald, una opositora al régimen militar (1968-1989) que desapareció en 1977, cuando tenía 17 años de edad, pidió ayer a la Justicia la reapertura del caso, responsabilizando al exgeneral Manuel Antonio Noriega del hecho.

Edwin Wald, hermano de la víctima, presentó ayer la solicitud de reapertura del caso ante la Procuraduría General, dos días después del regreso a Panamá de Noriega, quien fue extraditado desde Francia y que se encuentra encarcelado cumpliendo condenas pendientes.

“Hemos presentado una formal solicitud para la reapertura del caso de mi hermana Rita Wald, víctima de una desaparición forzada el 27 de marzo de 1977, por la dictadura militar de Omar Torrijos, siendo su G-2 (jefe de inteligencia) Manuel Antonio Noriega, a quien acusamos de ser el autor intelectual y material de esta desaparición forzada”, señaló Edwin Wald a Efe.

El caso de Rita Wald, una activista estudiantil contraria a la dictadura militar que tenía 17 años cuando desapareció, fue sobreseído provisionalmente por la Justicia panameña el 13 de septiembre de 1994, trece días después de que asumiera la Presidencia de Panamá Ernesto Pérez Balladares.

Wald explicó que la solicitud de hoy se basa en el “acuerdo amistoso” alcanzado con el Estado panameño ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el pasado 26 de octubre en Washington.

“El Estado panameño se comprometió en el arreglo amistoso, en su punto seis, a seguir con la investigaciones hasta llegar a dar no solo con los responsables y sancionarlos sino, si es posible, a encontrar sus restos”, indicó el hermano.

El convenio también exige un pronunciamiento público por parte del Estado que incluye pedir perdón por los hechos denunciados ante la CIDH, adoptar medidas legislativas para la prevención y castigo de la desaparición forzada de personas, construir una escuela en memoria de Rita Wald y una reparación económica no divulgada.

Añadió que en la petición a la Procuraduría se aportan pruebas y se solicita la práctica de otras, además de la indagatoria y encausamiento criminal de Noriega, quien llegó extraditado a Panamá el pasado domingo y está encarcelado en una prisión situada a unos 40 kilómetros de la capital panameña.