Hermandad Hispana en Long Island

Además de la campaña “Un Milagro de Navidad” de recolección y entrega de libros y juguetes a niños necesitados de nuestra comunidad que lleva a cabo la Hispanic Federation, un buen número de sus casi 100 organizaciones miembros realizan colectas y distribuciones similares a nivel local. Una de ellas es la Hermandad Hispana de Rockville Centre, o Hispanic Brotherhood of Rockville Centre, organización sin fines de lucro fundada en 1984 por un grupo de vecinos latinos para prestar ayuda al creciente número de inmigrantes latinos que llegaban a esa localidad y a otros puntos del condado de Nassau, en Long Island.

“Nuestra agencia”, comenta Margarita Grassing, la Directora Ejecutiva de la Hermandad Hispana, “ofrece una amplia gama de servicios de reasentamiento, y cuenta con un programa de tutoría y cuidado de niños después de clases y un club de personas de la tercera edad, que incluyen consejería de vivienda y empleo, lo que significa que ayudamos a obtener información sobre vivienda y empleos disponibles”.

Además de eso, la Hermandad Hispana ofrece ayuda en materia de inmigración y asistencia jurídica y asesoramiento y apoyo con los trámites de naturalización y ciudadanía, y presta asistencia a las personas y familias que se encuentren en una situación de disputa, como las diferencias entre inquilinos y caseros o entre empleados y patrones.

“Los problemas de vivienda son frecuentes en esta área, y afectan especialmente a los inmigrantes”, comenta Margarita Grassing. “En nuestra organización brindamos consejería y ayuda a individuos y familias que tienen problemas con sus caseros, o que no pueden pagar sus hipotecas, o, simplemente, que no tienen techo”.

Otro aspecto importante de las labores de la Hermandad es la investigación de denuncias de discriminación en materia de vivienda, para determinar si los denunciantes han sido víctimas de violación del conjunto de leyes conocido como Fair Housing Act, que garantiza el trato justo con respecto a la vivienda y prohíbe la discriminación de vivienda basada en raza, religión, nacionalidad, origen, sexo, edad, estado civil, estado familiar o por motivo de incapacidad.

“Nuestro programa de tutoría y cuido de los niños después de la escuela es para niños de cinco a 12 años de edad y se ofrece en días de semana durante todo el año escolar, de 3 a 6 p.m. Y durante el verano, de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.”.

Esta organización comunitaria de Long Island también tiene un programa similar para adolescentes de 13 a 17 años, aunque los horarios son distintos. Durante el año académico, se ofrece de 6:00 a 8:00 p.m. y en verano de 3:00 a 6:00 p.m.

“Este programa se lleva a cabo en colaboración con las escuelas a las que asisten los niños con el objetivo de coordinar sus procesos de aprendizaje”, agrega Margarita Grassing.

En servicios a las personas de edad avanzada ofrece los martes, miércoles y jueves un programa de nutrición que se complementa con actividades de recreación e información sobre servicios sociales, que incluye remisión de casos, traducciones de documentos, información sobre temas de vivienda e inmigración y representación legal en disputas entre inquilinos y caseros.

Todos los años, durante el mes de abril, la Hermandad Hispana lleva a cabo una cena de recaudación de fondos para otorgar becas a estudiantes meritorios del Distrito Escolar de Rockville Centre. Los fondos de esas becas se emplean para la compra de útiles y libros escolares, además de cubrir otros costos de vida cuando los estudiantes van a la universidad.