Vallas contra la discriminación

Vallas contra la discriminación
Líderes religiosos y comunitarios de Carolina del Norte iniciaron hoy una campaña de apoyo a los inmigrantes con la colocación de vallas publicitarias en las principales ciudades del estado.
Foto: Fotos efe

Charlotte, Carolina del Norte EFE – Líderes religiosos y comunitarios de Carolina del Norte iniciaron una campaña de apoyo a los inmigrantes con la colocación de vallas publicitarias en las principales ciudades del estado.

La iniciativa, coordinada por el grupo Uniting NC, una organización sin fines de lucro con sede en Raleigh, capital del estado, busca mostrar el “rostro humano de la inmigración” y cambiar la “retórica negativa que ha envenenado la opinión de la gente”.

“Nuestra meta no es luchar en contra de las leyes antiinmigrantes, eso lo hacen otros grupos, sino mostrar el lado positivo y las voces que no son escuchadas en este debate”, declaró hoy a Efe Kristin Collins, directora del grupo.

“Hay que dar la bienvenida a los extranjeros, en especial en tiempos de Navidad, y tratar a los inmigrantes con respeto”, enfatizó.

Los mensajes incluyen “Llegaremos unidos. Los inmigrantes nos hacen más fuertes”.

Una de las imágenes muestra a un padre hispano con sus dos hijos y la otra a una familia asiática que son musulmanes.

Según Collins, más de 250 personas donaron fondos a través de una recolecta realizada por Internet para pagar por las vallas que aparecerán hasta el mes de enero en las ciudades de Durham, Mebane, Charlotte, Asheville y Goldsoboro.

“Estoy preocupado que nos convirtamos en otra Alabama o Arizona. No quiero esto para Carolina del Norte”, enfatizó el rabino Eric Solomon, de la sinagoga Beth Meyer en Raleigh.

“Unos políticos buscan tomar ventaja utilizando a gente inocente y trabajadora como son los inmigrantes en este estado. Recordemos que ellos son seres humanos, con sueños y esperanzas como nosotros”, acotó el religioso.

La iniciativa coincide con el inicio, la semana pasada, de la discusión sobre el tema de los indocumentados entre los legisladores de Carolina del Norte.

Un comité de inmigración, conformado por seis representantes republicanos y tres demócratas, tiene la tarea de redactar un informe provisional con recomendaciones sobre qué hacer con la inmigración no autorizada en el estado antes de mayo próximo.

Grupos proinmigrantes comenzaron a alzar sus voces y a denunciar que los políticos sólo quieren tomar ventaja del tema migratorio en tiempos de elecciones.

“Queremos que la gente no vea a los inmigrantes como invasores. Ellos son nuestros vecinos. Personas con historias como las nuestras, que tratan de sacar a sus familias adelante”, resaltó Chris Liu-Beers, presidente de la junta directiva de Uniting NC.