Bancos libaneses acusados por ‘lavado’ en NY

NUEVA YORK/EFE – La Fiscalía de Nueva York presentó ayer cargos contra cuatro bancos libaneses por haber supuestamente blanqueado en Estados Unidos más de 329 millones de dólares para financiar a la milicia islamista Hizbulá en el Líbano.

Esas entidades, indica la acusación, usaron el sistema financiero estadounidense para canalizar fondos procedentes del narcotráfico y otras actividades ilegales desde EEUU a países de Africa Occidental y de ahí al Líbano, informó en un comunicado la oficina del fiscal del Distrito Sur de Manhattan.

Según la denuncia, los fondos primeros se enviaban por transferencia bancaria desde el Líbano a Estados Unidos, donde el dinero se destinaba a comprar automóviles usados para venderlos en países africanos.

La Fiscalía sostiene que en la red de blanqueo de dinero participaban unos 30 concesionarios de coches repartidos por todo EEUU, a los que implicó en la trama pero por ahora no ha probado que supieran que el dinero iba a terminar en manos de Hizbulá, considerado un grupo terrorista por Washington desde 1997.

Según la acusación, los bancos permitieron mover cada día hasta 260,000 dólares a través de sus cuentas, sin conocer el origen o el propósito de las transferencias.

La recaudación de las ventas de automóviles y del tráfico de drogas en los mismos países africanos se desviaba luego mediante una red de mensajeros de confianza a empresas vinculadas a Hizbulá, añade el texto de la demanda de la Fiscalía.

“El esquema detallado en la denuncia revela las maneras tan creativas a través de las cuales se financian y mueven su dinero las organizaciones terroristas”, indicó el fiscal neoyorquino, Preet Baharara.

Uno de los bancos acusados es el Lebanese Canadian Bank (LBC).