Thomas Hearns verdugo de los latinos

Thomas Hearns verdugo de los latinos
Thomas Hearns (d), a los 40 años, tras noquear a Jay Snyder, de 37, a los 88 segundos del primer asalto, en su combate por el peso crucero en Detroit el 6 de noviembre de l998.
Foto: AP archivo / Richard Sheinwald

Poseía una pegada demoledora que liquidaba a la mayoría de sus rivales en los primeros asaltos; pero también tenía una mandíbula de cristal que fue sacudida por sus vencedores. Thomas ‘The Hitman’ Hearns fue un grande de su época y su exaltación al “Salón de la Fama” del boxeo es, por demás, merecida.

Hearns tuvo récord de 155-8 como amateur y 61-5-1, con 48 nocauts, como profesional.

Su mano izquierda se convirtió en un auténtica arma mortal para sus oponentes debido a la potencia con que pegaba.

Fue considerado como el verdugo de los boxeadores latinoamericanos que en su mayoría se fueron a la lona, tales como: José ‘Pipino’ Cuevas (KO 2) y Raúl Aguirre (KO 3) de México; el panameño Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán (KO 2); el argentino Juan ‘Martillo’ Roldán (KO 4); el nicaragüense Eddie Gazo (KO 1); el puertorriqueño Angel Espada (TKO 4); el ecuatoriano Segundo Murillo (TKO 8) y los venezolanos Pedro Rojas (TKO 1) y Luis Primera (KO 6), entre otros.

Sólo el extraordinario púgil puertorriqueño Wilfredo Benítez le aguantó los 15 asaltos, perdiendo por decisión mayoritaria.

Sin embargo, el también apodado la ‘Cobra’ sufrió una dolorosa derrota ante Sugar Ray Leonard, quien en el decimocuarto asalto demostró una amplia superioridad, por lo que el árbitro Davey Pearl, se vio obligado a detener el pleito por el bienestar de Hearns.

Esto ocurrió, el 16 de septiembre de 1981, cediendo el invicto en 31 combates y título welter del CMB y de la revista The Ring. Este enfrentamiento fue declarada ‘La Pelea del Año’.

Más adelante cayó ante los puños de otro fabuloso de aquel entonces, Marvin ‘El Maravilloso’ Hagler, quien se alzó con el triunfo luego de tres violentos episodios que mantuvo en vilo al público asistente al escenario del Caesar Palace, de Las Vegas, Nevada.

Tenía un palmarés de 40-2 y había perdido el fajín indiscutido de los medianos de la AMB, CMB y FIB.

Perdió en dos oportunidades ante el fornido Iran Barkley, la primera por la vía rápida (TKO 3) y la segunda por una decisión dividida.

Más tarde, en el ocaso de su carrera se retiró del combate en el segundo episodio ante el jamaicano Uriah Grant, tras lastimarse el tobillo. Hearns, el primer púgil que ganó títulos mundiales en cinco diferentes divisiones, será exaltado el 10 de junio del 2012 en el ‘Salón de los Inmortales’ en la sede de Canastota, Nueva York.