Gingrich paga el precio de llegar muy tarde

Gingrich paga el precio de llegar muy tarde
Newt Gingrich.
Foto: AP

ARLINGTON, Virginia/AP – Newt Gingrich labora a todo vapor para ponerse al día en la contienda por la nominación republicana a la presidencia, dedicando tiempo precioso con el fin de ser incluido en las primarias de Virginia.

Mientras tanto, sus rivales hacen campaña en los cruciales Iowa y Nueva Hampshire, los estados donde inician las votaciones que decidirán quién enfrentará al presidente Barack Obama en noviembre.

Las asambleas electorales de Iowa se llevarán a cabo el 3 de enero, mientras que las primarias de Nueva Hampshire son el 10 del mismo mes, y la temporada navideña interrumpe el poco tiempo que queda para hacer campaña.

El ex presidente de la Cámara de Representantes está pagando un precio por haber arrancado tarde en la contienda. Gingrich tuvo que partir de Nueva Hampshire el miércoles y dirigirse a toda prisa a Virginia, donde necesitaba 10,000 firmas válidas de electores a más tardar el jueves para poder asegurar un sitio en la boleta del 6 de marzo.

La mayoría de las campañas casi no piensan en Virginia en esta etapa temprana. Están concentradas intensamente en Iowa y Nueva Hampshire, y posteriormente en las primarias de Carolina del Sur y Florida.

Pero el ascenso de Gingrich en varias encuestas a principios de diciembre le dio esperanzas renovadas de llevar su campaña bastante más adelante en la sesión de primarias. El no lograr competir en Virginia, que se encuentra dentro del grupo de primarias conocido como “supermartes”, le propinaría un golpe durísimo a cualquier contendiente que no hubiera asegurado la nominación del partido para entonces.

Mitt Romney (ex gobernador de Massachusetts), y el congresista Ron Paul (Texas) afines al pensamiento libertario, quieren dejar fuera a Gingrich.