Brook López a rehabilitación en dos semanas

Brook López a rehabilitación en dos semanas
Brook López -al centro en una práctica reciente- se lesionó el miércoles.
Foto: AP / Bill Kostroun

EAST RUTHERFORD, N.J./AP – El líder anotador de los Nets de Nueva Jersey, Brook López, se sometió ayer a una cirugía para corregirle una fractura en el pie derecho.

Billy King, gerente general de los Nets, espera que López vuelva a cancha en un periodo entre seis a ocho semanas. López sufrió la fractura el miércoles en un partido de exhibición contra los Knicks de Nueva York.

El especialista en pies Dr. Martin O’Malley y el ortopeda del equipo Dr. Riley Williams III insertaron un tornillo en el quinto metatarso del pie derecho de López en la operación practicada en el Hospital for Special Surgery, en Nueva York.

O’Malley dijo que López comenzará su rehabilitación en dos semanas. En la temporada pasada promedió 20.4 puntos, seis rebotes y 1.6 asistencias en 82 partidos.

NUEVA YORK/AP – La NBA redujo en un partido las suspensiones de Charlie Villanueva, de los Pistons de Detroit, y de Andrew Bynum, de los Lakers, debido a que la temporada será más corta de lo habitual.

El dominico-estadounidense Villanueva había recibido una sanción de cinco partidos por generar una pelea con Ryan Hollins, de Cleveland, y por tratar de seguirla entrando al vestuario de los Cavaliers.

La temporada pasada cumplió el primer partido de la suspensión y ahora se deberá perder los primeros tres de la campaña que está a punto de empezar. Podrá jugar el 31 de diciembre contra Indiana.

Bynum había recibido una suspensión similar por derribar al puertorriqueño José Juan Barea, de los Mavericks, en un partido de la segunda ronda de playoffs. Se perderá los cuatros primeros partidos y puede volver el 31 de diciembre contra Denver.

MIAMI/AP – Dwyane Wade y LeBron James se la pasan discutiendo como hermanos. En más de una ocasión, se les vio gritándose durante los partidos del Heat en los playoffs de la temporada pasada. Y cuando están en polos opuestos en las prácticas, atacan como si estuviesen enfrentando a cualquier oponente.

Ahora, están más unidos que nunca.

“No creo que haya muchos jugadores que tengan un estilo de juego similar como nosotros, o que hayan hecho las cosas que hemos hecho en esta liga, que puedan juntarse así de rápido y hacer que funcione”, comentó Wade. “Tenemos una buena comunicación. No me molesta que me diga algo, y no tengo problema con decirle algo. Sabemos cómo hacer que funcione”.

Tienen tanto en común, que muchas veces hasta les parece cómico.

Dejando de lado lo obvio: ambos están entre los jugadores mejor pagados de la NBA, y además se embolsan millones de dólares anuales en patrocinios. Son dos de los mejores anotadores de la liga, eternamente elegidos al juego de estrellas y reconocidos en cada rincón del planeta.

Lo que muchos no conocen son los lazos que verdaderamente los unen, como haber tenido infancias difíciles, en hogares con un sólo padre, y darse cuenta desde temprana edad que el básquetbol era la herramienta para cambiar sus vidas.

El Heat inaugura su temporada el domingo contra los Mavericks.