Final adelantada

Final adelantada
El director de Fútbol del Real Madrid, Miguel Pardeza, participa del sorteo efectuado ayer.
Foto: EFE / Juan Carlos Hidalgo

Las Rozas, España – El sorteo de Copa del Rey celebrado ayer en la Ciudad Deportiva de Las Rozas no parece haber dejado del todo satisfechos a los participantes- ni a los favoritos, que se podrían cruzar entre ellos antes de la final, ni a los humildes, que ven cómo se alejan las opciones de hacer su agosto en pleno mes de enero.

De esta forma, si Madrid y Barcelona se deshacen respectivamente de Málaga y Osasuna, podrían cruzarse en los cuartos, trasladando esta vez al doble partido la reedición de la pasada final conquistada por los blancos con un gol de Cristiano Ronaldo.

En ese camino hacia el último partido podrían aparecer también el Valencia o el Sevilla. Ambos se ven las caras en el enfrentamiento más igualado de los octavos de final. El Valencia llega en mejor forma, pero la vuelta se juega en la capital hispalense donde, para enero, podrían haber aterrizado nuevos refuerzos como Giovanni Dos Santos o José Antonio Reyes.

Con estos duelos se acaba el sueño de aquellos modestos que pensaban en el aforo completo y las gradas supletorias para llevar un poco de ilusión a sus ciudades. Sin Messi y Casillas en el horizonte deberán intentar la hazaña contra equipos tremendamente competitivos que tienen en el torneo una buena opción para conseguir un entorchado.