Jugar a las sillitas en el Distrito 3

Jugar a las sillitas  en el Distrito 3
Mildred Fernández
Foto: La Prensa

La ex-comisionada por el Distrito 3 de de Orange, la republicana y puertorriqueña Mildred Fernández, enfrentó un publicitado proceso judicial en el que terminó declarándose ni culpable ni inocente y ahora espera por ser sentenciada.

Mientras Fernández batallaba para limpiar su nombre por cargos criminales de corrupción pública, el ex gobernador Charley Crist nombró a Lui Damiani como su reemplazo, cargo que mantuvo durante 16 meses.

La nominación llenó de furia a un grupo de activistas boricuas que pedían a viva voz ser representados por un puertorriqueño ya que la mayoría de los hispanos del distrito son puertorriqueños, según argumentaban.

En un giro inesperado, luego de finalizado el proceso criminal contra Fernández, el gobernador Rick Scott decidió nominar al puesto al hijo del ex senador Mel Mártinez, un abogado cubano-americano de 30 años de edad, inflamando aún más el resentimiento de la comunidad boricua.