Matanza en autobuses de Veracruz

Gobierno de México confirma la muerte de 16 personas en un ataque a tres autobuses de pasajeros en el norte veracruzano
Matanza en autobuses de Veracruz
Apenas en octubre pasado el gobierno mexicano había puesto en práctica el plan Veracruz Seguro con despliegue de fuerzas federales.
Foto: Notimex

VERACRUZ, México (EFE).- Once personas y cinco atacantes fallecieron ayer en el norte del estado mexicano de Veracruz, tras un ataque armado contra tres autobuses de pasajeros, informaron fuentes oficiales.

Un grupo armado, integrado por cinco personas, atacó durante la madrugada los tres autobuses cuando circulaban por la carretera Tempoal-Pánuco, en los límites de Veracruz con el norteño estado de Tamaulipas, y causó la muerte de siete pasajeros.

Los cinco presuntos delincuentes mataron a cuatro personas más en el municipio de El Higo, y después fueron abatidos por las fuerzas del orden, señaló la procuraduría de Veracruz en un comunicado.

Tras los ataques a los autobuses, miembros del Ejército, de la Secretaría de Marina y de Seguridad Pública estatal pusieron en marcha un operativo para dar con los agresores.

Unas horas después, se registró un enfrentamiento en el que fueron abatidos los cinco atacantes, y las autoridades decomisaron una camioneta blindada, cinco armas largas, 54 cargadores y ocho teléfonos celulares.

En declaraciones a Milenio Televisión, la portavoz del gobierno de Veracruz, Gina Domínguez, indicó que las autoridades habían reforzado las medidas de seguridad en las carreteras del norte del estado para proteger a los usuarios.

Señaló que estaban ya en marcha las investigaciones de estos “lamentables hechos” para establecer si los agresores eran de esa zona o llegaron de algún estado vecino.

Domínguez comentó que la seguridad aumentó con motivo de las fiestas y el gran flujo por las carreteras del estado, y que en el norte de Veracruz, en particular, “las fuerzas federales, mantienen operativos permanentes con retenes” para reforzar la vigilancia.

El gobierno del presidente Felipe Calderón puso en marcha en octubre pasado la operación “Veracruz Seguro” con el despliegue de fuerzas federales y el reforzamiento de tareas de inteligencia para garantizar la seguridad en la zona, sacudida por una ola de violencia.

La medida llegó tras los hallazgos de los cuerpos sin vida de 32 personas en tres viviendas, así como de otros 35 cadáveres arrojados en una transitada avenida de la zona turística de Veracruz, en el Golfo de México.

Las matanzas fueron atribuidas al cártel Jalisco Nueva Generación, también denominado “Los Mata Zetas”, que surgió a raíz de las divisiones entre diversos grupos narcotraficantes tras la muerte en 2010 de Ignacio Coronel, alias “Nacho Coronel”, uno de los líderes del poderoso cártel de Sinaloa.

Dicho grupo disputa a Los Zetas el control de Veracruz, donde también operan el cártel del Golfo y algunos reductos de La Familia Michoacana.

Veracruz, en el oriente de México, es clave para la delincuencia organizada, ya que es una zona de paso de miles de inmigrantes que buscan el “sueño americano” y un corredor para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

Después del incidente, el consulado estadounidense en la fronteriza ciudad de Matamoros, Tamaulipas, recomendó a sus ciudadanos extremar precauciones al viajar al puerto de Veracruz.