Rechazan comentarios de legislador ofensivos a latinos

Denver/EFE – Un legislador estatal republicano de Utah acusó a los inmigrantes y a los hijos de éstos de traer al país “una cultura de corrupción” al afirmar que son responsables por “decenas de miles” de delitos en ese estado.

En declaraciones a los medios de Salt Lake, el representante Curtis Oda, del Distrito 14 de Utah, manifestó que desde hace mucho se siente preocupado “por la carga que la inmigración ilegal pone sobre Utah y sobre el país”.

“Decenas de miles de niños de Utah son víctimas de robo de identidad por parte de inmigrantes indocumentados. Y los fondos de nuestros contribuyentes se usan para una amplia gama de beneficios para inmigrantes indocumentados”, dijo Oda en el marco del debate sobre la defensa en corte de la ley migratoria estatal HB497, que enfrenta varias demandas por posible inconstitucionalidad.

“Ellos (los inmigrantes indocumentados) y sus hijos nacidos en Estados Unidos y la inmigración ilegal traen una cultura de corrupción que debilita el respeto a la vigencia de la ley, algo crítico para la perseverancia y seguridad de nuestra nación”, agregó.

Oda le había ofrecido al procurador general de justicia de Utah, Mark Shurtleff, ayudar a la fiscalía estatal a crear un grupo de abogados independientes que defiendan la ley HB497, aprobada este año, contra las demandas presentadas por la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) y por el Centro Nacional de Leyes Inmigratorias (NILC), y luego por el Departamento de Justicia federal.

Oda, de 58 años y legislador desde 2008, consideró que Utah necesita “abogados altamente calificados” para defender la ley HB497, que requiere que se compruebe el estatus migratorio de los arrestados por ciertos delitos a la vez que permite que fuerzas del orden locales asuman ciertas funciones migratorias habitualmente reservadas para agentes federales.

Shurtleff rechazó la oferta de Oda y enfatizó que le compete únicamente a la fiscalía estatal responder a las demandas.

“El representante Oda está mal informado o se hace al ignorante”, dijo Tony Yapias, presidente del Proyecto Latino de Utah.

“Los inmigrantes, incluso los indocumentados, contribuyen de mil maneras a mantener el sistema de vida que tenemos en este país. Si el gobierno federal aprobara una reforma migratoria, ya no estaríamos viviendo en la sombra y haríamos aún mucho más para mejorar la economía”, agregó.

Contrariamente a lo expresado por Oda, estadísticas oficiales de la gobernación de Utah indican que en 2009 (año más reciente con datos completos) se denunciaron en este estado 1.738 casos de robo de identidad de los cuales 285 se relacionaron con documentación presentada para obtener empleo.