Botánicas hacen su agosto durante el fin de año

Los hispanos las abarrotan buscando la fórmula de la buena suerte y la prosperidad
Sigue a El Diario NY en Facebook
Botánicas hacen su agosto durante el fin de año
Foto: Fotos: Jose Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Un velón amarillo y un poco de fe es una de las tantas fórmulas para atraer la buena suerte que los hispanos emplean la última semana del año.

La fe viene con la gente, pero el velón amarillo hay que irlo a comprar a una botánica, negocio que en la última semana de diciembre, entre Navidad y Año Nuevo, hacen su agosto con la multitud de clientes que buscan una ayudita del reino espiritual para que el nuevo año entre con suerte y bienestar.

Michelle Domínguez, de la botánica 21 División del barrio de Fordham, en El Bronx, dijo que el producto más buscado durante las festividades es el baño Espíritu de Navidad, hecho con extracto de mandarina y otros aromas, para la buena suerte y la prosperidad.

La última semana del año, la gente compra mucho “La escoba”, y “La bomba”, que son productos para el lavado del piso, “La bomba” para hacer el despojo de la vivienda y “La escoba” para atraer la buena suerte el fin de año.

“La bomba contiene creolina, trementina, amonio, azul y alcanfor, y se usa una semana antes del nuevo año, lavando la casa de adentro hacia afuera, porque sirve para sacar las energías negativas”, explicó Domínguez. “El 31 de diciembre se lava el piso con ‘La Escoba’, que tiene 29 fragancias diferentes, incluyendo mandarina, violeta y girasol, y se tiene que emplear lavando el piso de afuera hacia dentro, para atraer la buena suerte”, señaló.

Para Domínguez, lo más importante para conseguir que estos productos funcionen, es tener fe.

“La mente es muy poderosa, si hay fe se verán los resultados”, aseguró Domínguez.

Debido a la crisis económica, muchos comerciantes se acercan a las botánicas la última semana de diciembre, para que el nuevo año traiga prosperidad. Estos clientes, según Domínguez, compran aromas para rociarlos en sus negocios, cuyos títulos hablan por sí solos: “Jala jala”, “Llama cliente”, “Calienta negocio”, y Levanta negocios”.

Sandra Fachini, de la botánica St. Lazarus del sector de Kingsbridge, en El Bronx, dijo que las primeras tres semanas de diciembre son lentas, porque la gente está ocupada en los preparativos de Navidad, “pero en la última semana de diciembre, se arma tal corre corre que tenemos que trabajar hasta las 12 de la noche”.

Fachini dijo que lo que más la gente busca es el baño de Año Nuevo, los lavados de piso y los velones amarillos para atraer la buena suerte.

“Nosotros preparamos el baño de Año Nuevo con muchas plantas, como menta, hierbabuena, abre camino, sándalo, yerba luisa, colonia, botón de oro, clavo dulce, canela, etc.”, dijo Fachini.

El baño de Año Nuevo junto con el lavado de piso cuesta $35.

En la botánica St. Lazarus también la gente procura en Año Nuevo las velas amarillas preparadas para la buena suerte y para conseguir trabajo, que cuestan $7.

“Nosotros colocamos un papelito con el nombre de la persona en la parte de abajo del velón, lo bañamos con miel y papelitos dorados, y la gente lo enciende el día 31 para que entre suerte el año nuevo”, dijo Fachini.

“Para que el año nuevo entre con suerte y prosperidad, además de los baños, recomiendo a la gente que sea más humana, que alimente al hambriento y ayude al desposeído”, señaló Fachini.

Una de las clientes de St. Lazarus es Juana Gómez, quien reveló que todos los años compra el velón de la suerte, el baño de Año Nuevo y los lavados de piso.

“Yo lo hago con fe, para que el año me entre con suerte”, dijo Gómez.

Alberto Flores, cliente de la botánica 21 División, dijo que él compró un velón de la Virgen de Guadalupe, porque prometió a la Virgen no volver a beber alcohol.

“Yo tengo 12 meses sin darme un trago porque se lo prometí a la Virgen, y el 12 de diciembre, que es su día, le prendeí un velón y le puse rosas, para que me siga ayudando”, dijo Flores.

-Lea más sobre rituales hispanos de Año Nuevo en la pág. 10.