Ordenan capturar a 51 narcos colombianos

Todos se habían entregado a las autoridades pero ayer fueron dejados libres
Sigue a El Diario NY en Facebook
Ordenan capturar a 51 narcos colombianos
El comandante del Ejército Popular Anticomunista de Colombia (Erpac), Eberto López Montero, alias "Caracho" (c) quien se entregó el pasado viernes en Villavicencio a la Fiscalía General de la Nación.
Foto: efe

Bogotá/EFE – La Fiscalía de Colombia ordenó la captura de 51 de los 267 miembros de la banda criminal de narcotraficantes que quedaron libres tras entregarse a las autoridades en el centro del país, dijeron ayer responsables de la entidad judicial en Bogotá.

La captura de los otros integrantes de la organización delictiva será ordenada posteriormente, agregaron las fuentes, que comparecieron ante la prensa en medio de una creciente polémica por la puesta en libertad del numeroso grupo.

Los 267 liberados hicieron parte de un grupo total de 284 miembros del llamado Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista de Colombia (Erpac, de extrema derecha) que del jueves al viernes pasado se entregaron a las autoridades judiciales en un recinto cercano a Villavicencio, la capital departamental del Meta.

El director Nacional de Fiscalías, Néstor Armando Novoa, explicó que estas personas quedaron en libertad por cuanto se sometieron a la Justicia, no fueron detenidas en flagrancia y contra ellas no existían órdenes de captura.

“De tal forma que no hay que escandalizarse porque un grupo decidió regresar a sus casas”, consideró Novoa tras advertir que la Fiscalía General no podía mantenerlos recluidos so pena de incurrir en un secuestro masivo.

Sin embargo, el funcionario agregó que, en cumplimiento del deber constitucional, la entidad judicial “solicitó 51 órdenes de captura para en el curso de las horas hacerlas efectivas”.

En la misma reunión con la prensa, la directora Nacional del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) del mismo ente, Carmen Maritza González, anunció que se trabaja en conjunto con jueces de control de garantías para solicitar la captura de los demás miembros del Erpac.

En general, todos deberán responder por delitos como los de concierto para delinquir y fabricación, tráfico y porte de armas, según las mismas fuentes.

Los cargos tienen origen en las armas de fuego que entregaron a las autoridades, entre ellas 123 fusiles y dos ametralladoras.

González observó que entre las personas que se entregaron hay 12 que estaban reportados como desaparecidos y 15 como desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización paramilitar que se disolvió en 2006 tras el desarme de más de 31.000 ultraderechistas.

Los otros 17 miembros del Erpac quedaron a disposición de las autoridades judiciales desde el momento de su entrega.

Entre ellos están Alberto López Montero (“Caracho”) y Germán Ramírez Devia (“Vacafiada”), quienes sucedieron en el mando del Erpac al narcotraficante “Cuchillo”, alias de Pedro Oliverio Guerrero, quien murió ahogado hace un año cuando escapaba de una operación policial.