Familia murió por inhalación de humo en CT

CONNECTICUT/AP – El médico forense de Connecticut determinó ayer que la muerte de los cinco miembros de una familia, en un incendio, fue accidental y que fallecieron por inhalación de humo.

El informe del forense también detalla que una de las víctimas, Lomer Johnson, tenía un golpe en la cabeza y el cuello, lo que podría ser el resultado de una caída o de un golpe con un objeto.

Las otras víctimas fatales fueron Paulina, esposa de Johnson, y tres nietas, Lily -de 10 años- y las gemelas Grace y Sarah, de 7.

De acuerdo a las investigaciones, el incendio se inició en el primer piso cerca a la chimenea poco antes de las 5:00 a.m. del domingo de Navidad. Una de las niñas fue encontrada muerta en el interior junto a una ventana donde había sido colocada una pila de libros. Aparentemente, Johnson salió primero por la ventana y trataba de agarrar a la menor, pero el hombre cayó y fue encontrado por los socorristas en la parte trasera de la casa. Johnson, quien trabajaba como Santa en un reconocido almacén de Manhattan, y su esposa, habían ido a visitar a su hija durante las vacaciones.

Los sobrevivientes del siniestro fueron Madonna Badger, hija de Johnson y madre de las tres menores; y Michael Borcina, un amigo y contratista que trabajaba en la casa.

Los bomberos trataron de entrar dos veces a la casa para rescatar a las víctimas, pero fueron expulsados por la intensidad de las llamas. Cuatro bomberos resultaron heridos, entre ellos un capitán, que sufrió quemaduras de segundo grado en su rostro, según las autoridades.

Un vecino, Sam Cingari, dijo que despertó al escuchar gritos y que la casa ya estaba envuelta en llamas.