Dirán que todo será culpa de Obama

Dolores Prida

A pesar del Calendario Maya, el mundo no acabará el 21 de diciembre. Pero si piensa que me equivoco, puede parar de leer aquí. La campaña presidencial se llevará a cabo en un ámbito de realismo mágico. Como el Presidente Obama no tiene trapos sucios personales, lo acusarán de socialista/comunista/indocumentado/Hitler/Stalin/satanás/anti-Cristo.

La Madre Natura seguirá de mal humor, tirando tormentas, terremotos, nevadas, tsunamis y otras catástrofes y nadie hará nada, puesto que los conservadores dicen que los cambios climatológicos no existen. Pero, anyway, le echarán la culpa a Obama cuando éste regrese a la Casa Blanca. Y todo será más caro.