Comienza el Nuevo Año con el pie derecho

Si te excediste en los gastos de finales del 2011, ponte a trabajar ya para salir de las deudas y evitar que eso mismo te suceda este año

Ya se acabaron las celebraciones y dentro de poco comenzarán a llegarnos las facturas de las tarjetas de crédito que nos prestaron el dinero para esas ocasiones. Por eso, comienza a planificar enseguida para reestablecer tu seguridad financiera.

No te deprimas ni te rindas ante un saldo enorme que consideres muy difícil de pagar. Eso solo contibuirá más a tu inseguridad económica y tu estrés. Concéntrate en identificar el problema, crea un plan para resolverlo y dale seguimiento a la situación. Estos son los pasos básicos que debes tomar para restablecer tu estabilidad financiera luego de los excesos de finales del 2011:

1. Obtén copias de tus facturas de tarjetas de crédito.

2. Prepara un cuadro sencillo – escribe el saldo que debes en cada una y el pago mínimo requerido.

3. Haz al menos el pago mínimo en cada tarjeta, y si te es posible un poco más, aunque sean $10 extra.

4. Paga a tiempo para no añadir nuevos cargos financieros y tasas por pago tardío.

5. Si no puedes pagar ni el mínimo en una o varias tarjetas, llama sin demora a tus acreedores. Hazles saber que quieres pagar y pídeles que te ayuden a crear un plan de pago.

6. Cancela las tarjetas de crédito de las grandes tiendas que hayas obtenido en un impulso por ahorrar un 10% extra en tus compras de fiestas y quédate solo con una o dos tarjetas importantes (VISA, MasterCard, American Express o Discover). Luego que hayas pagado tu tarjeta de la gran tienda, escribe a la compañía pidiéndoles que cierren esa cuenta. Mantén una copia de la carta para el caso de que, luego, tu informe de crédito indique erróneamente que sigues teniendo una cuenta pendiente con esa compañía.

El paso siguiente es crear un plan para ahorrar durante estos próximos 11 meses, de modo que tengas cierto dinero a mano para afrontar esos gastos: aún $10 a la semana son importantes. De este modo, cuando llegue el próximo diciembre contarás con casi $500 ahorrados.

También planea con anticipación para determinar CÓMO vas a pagar los gastos de las fiestas cuando llegue el momento. Hay programas de computación de finanzas personales, como Quicken, que permiten establecer cuentas y tener dinero automáticamente reservado de tus ingresos para ayudarte a crear ahorros. ¿O sería mejor usar una tarjeta de débito en lugar de acumular deudas en una tarjeta de crédito?

Tener dinero automáticamente retirado de una cuenta de cheques o de ahorros te mantiene consciente sobre lo que gastas en forma regular, en lugar de tener que pagar una factura mensual. ¿Y que tal si te limitas a una sola tarjeta de crédito para tus compras? Escoge una tarjeta con una baja tasa de interés y búscale otros beneficios agregados como descuentos, dinero para educación universitaria de tus hijos o reembolsos. Tómate un descansito, paga las deudas del 2011 y comienza enseguida a planificar, porque el tiempo se va volando.