Destacó en 2011 la lucha por el derecho de inmigrantes

Destacó en 2011 la lucha por el derecho de inmigrantes
Varios jornaleros rumbo a un campo agrícola en un lugar fronterizo de Texas
Foto: EFE

DALLAS/EFE – Para los activistas y defensores de los derechos humanos de Texas 2011 será recordado por las iniciativas contra la inmigración ilegal en la Legislatura estatal y la reivindicación de la lucha a favor de los inmigrantes.

A principios de año, el Legislativo de Texas se vio inundado de un sinnúmero de propuestas de ley para castigar a la inmigración indocumentada a pedido del gobernador Rick Perry, que solicitó a la mayoría republicana impulsar un anteproyecto que castigara a las ciudades santuario.

Luego de meses de intenso debate, ninguna de las casi cuarenta propuestas legislativas antindocumentados logró su objetivo principal- Ser aprobadas.

La que sí se mantuvo al margen y pudo superar toda las instancias fue la que modificaba el mapa de los distritos electorales, aunque luego fue derogada temporalmente porque, según una denuncia, estaba diseñada para favorecer a los republicanos.

Ahora la cuestión se encuentra en manos del Tribunal Supremo, que deberá decidir en enero sobre los cambios en los mapas electorales que hasta ahora favorecían a los demócratas y permitían que los hispanos contaran con tres distritos favorables.

Según Domingo García, exlegislador estatal y activista con la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés), Estados Unidos está viviendo una de las batallas más grandes en lo que se refiere a distribución de distritos electorales en su historia y los latinos de Texas se encuentran en medio de esa controversia.

“La solución para que no sucedan esta clase de anomalías es pelear cuando sientes que te atacan y eso es precisamente lo que ha sucedido este año con el dominio republicano en la Cámara de Representantes (101 de 150 legisladores)”, dijo García a Efe.

En su opinión, “la mala fe de algunos políticos no sirvió para llevar a cabo su cometido, gracias al cabildeo de organizaciones cívicas”. “No queremos un trato especial, sino más bien buena educación, mejores trabajos y salud para toda la familia, lo mismo que pide el resto de la población”, agregó.

García dijo que LULAC y otras organizaciones tienen planeado para el próximo año un alto número de mítines y actos en Texas con la única intención de aumentar la participación electoral de los latinos en las primarias estatales de abril y luego en las generales de noviembre.La meta, de acuerdo con García, es inscribir a 25,000 electores de origen hispanos para los comicios que se llevarán a cabo en 2012.