Novelón por combate va para largo

Novelón por combate va para largo
Sergio 'Maravilla' Martínez, con los fajines del CMB.
Foto: AP ARCHIVO

NUEVA YORK – Se pone mejor la ‘novela’ que protagonizan el Consejo Mundial de Boxeo, Sergio ‘Maravilla’ Martínez y Julio César Chávez Jr., monarca de las 160 libras del CMB.

Tras conocer que Chávez Jr. se enfrentará a su compatriota Marco Antonio Rubio y no a él, como ordenó el CMB durante su convención en Las Vegas el pasado mes de diciembre, Martínez anunció la semana pasada que renunciaba al cinturón de diamantes del CMB y que no pelearía más por la entidad que tiene su sede en la capital mexicana.

“Estoy muy triste y decepcionado con el Consejo Mundial y con esta novela que no acaba nunca, que se llama Chávez Jr.”, declaró el púgil argentino en Buenos Aires.

Ayer, el presidente del CMB, don José Sulaimán, en entrevista telefónica con EL DIARIO/LA PRENSA desde la capital mexicana, negó que el organismo haya ‘usado’ al campeón argentino.

“Es triste, pero no lo extraño. Así es el boxeo, la gratitud no existe; la conveniencia económica sí”, manifestó.

“Si él ya no quiere pelear por el título del Consejo pues que Dios lo bendiga, él es libre de hacer lo que quiera”, acotó Sulaimán negando que el CMB se hubiera aprovechado de la buena fe de ‘Maravilla’ Martínez, quien hace un año renunció a su título superwelter, ahora en poder de Chávez Jr.

Sulaimán rechazó la idea de que el CMB haya sacado provecho de Sergio Martínez.

“El Consejo Mundial de Boxeo no ha hecho otra cosa más que ayudarlo. Es una falsedad que yo no pensaba que pudiera salir de una persona que yo creía era un caballero”, dijo Sulaimán.

Asimismo, el presidente del CMB negó que hubiera llamado a Martínez el 20 de diciembre, que de acuerdo al boxeador sudamericano le hizo Sulaimán para que aceptara el combate entre Chávez Jr. y Rubio.

“Es otra falsedad. El que llamó fue él. Yo no lo llamé a él, él me llamó a mí”, indicó Sulaimán.

¿Qué trataron en esa llamada?

“Simplemente él quería que se arreglaran las cosas para bien, para bien de todas las partes porque se estaba haciendo un gran problema… Yo le pedí a él que le hablara a sus representantes y ya no volví a saber de él para nada”, declaró Sulaimán.

Preguntado sobre su compromiso para que tenga lugar el combate entre Martínez y Chávez Jr., que incluso se alega Sulaimán firmó en una servilleta, el alto ejecutivo dijo que esa oportunidad está allí.

“La oportunidad la tiene. El (Martínez) se está bajando del carro, no yo”, señaló Sulaimán.

“Eso aprobó el Consejo Mundial de Boxeo en la convención y nadie lo ha desdicho”, añadió sobre el acuerdo unánime que se tomó en Las Vegas para el enfrentamiento entre Chávez Jr. y Martínez, quien siempre ha expresado su deseo de recuperar el fajín que ganó en el cuadrilátero y resignó ante un escritorio.

¿Puede darse ese combate, entonces?

“Como están las cosas, yo no sé”, respondió Sulaimán. “Se puede dar solamente si las partes lo acuerden y que Sergio Martínez quiera pelear por el Consejo Mundial. Ellos son los que tienen que responder, no yo”, agregó.

“Nosotros ordenamos la pelea, si ellos no la quieren, que Dios los bendiga”, prosiguió.

“El Consejo Mundial decidió por unanimidad ordenar esa pelea como obligatoria, pero dejar a las partes en libertad para ponerse de acuerdo, porque ambos peleadores tenían dos fechas: una el 4 de febrero, Chávez; y la otra a principios de marzo, Martínez”, dijo.

“El Consejo lo aprobó. El problema aquí es el pleito directo entre Martínez, Bob Arum y Chávez”, expresó.

Lo que era un secreto a voces se consumó el martes, en San Antonio, Texas, cuando Top Rank, del veterano promotor Bob Arum, oficializó el combate entre Chávez Jr. y Rubio.

Sulaimán fustigó a Arum por no haber solicitado el el aval del CMB, hasta el momento, por lo que ese enfrentamiento no será por el título.

“Lo que pasa es que el señor Arum aparenta querer ser el dueño del Consejo Mundial de Boxeo… Yo creo que debe haber cierto respeto a la autoridad y las reglas de un organismo que reconoce a su peleador como campeón mundial”, indicó Sulaimán.

“Pero ¿por qué hacen el anuncio de una pelea sobre la que no tienen autorización?”, cuestionó el más alto ejecutivo del CMB.

“Una cosa es una pelea y otra cosa es usar el nombre y el cinto del Consejo Mundial, del cual somos exclusivos propietarios. Aquí el asunto es que se está usando mucho el (nombre) de organismos internacionales y específicamente del Consejo Mundial y eso no debe ser. Entonces para qué existimos nosotros? “, manifestó.

“Todas las peleas de Chávez (Jr.) han sido por el Consejo Mundial de Boxeo; siempre nos han solicitado autorización. Ahora no es ese el caso… El señor Arum debe tener alguna razón , yo no entiendo todavía”, acotó Sulaimán.

Asimismo, Sulaimán negó que el organismo a su cargo estuviera protegiendo al hijo de la leyenda del boxeo mexicano, del mismo nombre.

“Es el veneno del Siglo XXI. es el veneno que invade las mentes del ser humano y que humillan, ofenden, sin tener razón. Es el veneno de un mundo que se debate en las calles de sangre, en el que hay solamente odio, discriminación y una falta de razón total”, dijo.

“Si resolvemos los tres o cuatro problemas de los intereses creados, yo veo un año bueno, positivo, pero realmente es decepcionante pasar por momentos de incomprensión de la gente que sólo busca el dinero, sólo el dinero y nada más que el dinero. El Consejo Mundial seguirá tratando intensamente de salir adelante por el lado bueno, decente, justo”, indicó.

nube.urgiles@eldiariony.com