Evalúan la salud mental de presunto tocón

Brooklyn – El caso contra Adolfo Martínez, 26 años, acusado de sobrepasarse con las mujeres se postergó ayer en la corte de Brooklyn a la espera de los resultados de su examen psicológico.

Martínez enfrenta cargos por realizar tocamientos no deseados en incidentes separados en Brooklyn y Manhattan.

“Sus respuestas fueron sin sentido y no sabemos si es que es un problema de intérprete o un problema mental”, dijo su abogado Cary London al juez William Miller. El juez fijó para el 23 de enero su próxima comparecencia pendiente de las pruebas ordenadas por la corte de Manhattan, donde está citado para el 10, para ver si es responsable de sus actos.

Martínez, que es mexicano, lleva en la cárcel desde hace casi tres meses y tiene ya orden de deportación. Sin embargo, podría beneficiarse de la nueva política gubernamental por la que a partir de marzo sólo se deportará a indocumentados con crímenes graves. Los delitos de Martínez se consideran menores y podrían castigarse con un máximo de seis meses de cárcel.

Si el examen psicológico le declara incompetente pasaría a un programa de tratamiento y en caso contrario tendría que enfrentarse a un juicio.