Presidente iraní visita Latinoamérica

Presidente iraní visita Latinoamérica
Foto de la visita que realizó el 27 de septiembre del 2007 a Caracas el presidente Mahmud Ahmadinejad quien fue recibido por Hugo Chavez,izquierda .
Foto: edlp

CARACAS – En medio de fuertes tensiones con Occidente que hacen ver a Irán cada vez más solo en el escenario mundial, el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad comienza hoy una gira que lo llevará por Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador, cuatro de sus más estrechos aliados internacionales.

Estados Unidos le ha restado importancia a la visita, pero han surgido dudas sobre cual será la postura que asumirán estos gobiernos latinoamericanos frente a las fricciones surgidas entre Washington y Teherán por el paso en el Estrecho de Ormuz, y el posible endurecimiento de las sanciones de la Unión Europea (UE) ante el programa nuclear que adelanta Irán.

Algunos analistas consideran esta gira del líder iraní como “intrascendente”, mientras otros sostienen que busca “oxigenarse un poco” ante un contexto internacional adverso que enfrenta incluso en el propio Medio Oriente.

Sobre la agenda que cumplirá Ahmadinejad en estos cuatro países, cuyos gobiernos son considerados por Washington de la izquierda radical, solo se sabe que el gobernante iraní acompañará al nicaragüense Daniel Ortega en su toma de posesión, y que firmará diversos acuerdos de cooperación en Caracas, Managua, La Habana y Quito.

Irán ha intensificado sus relaciones con América Latina en los últimos siete años y su presidente ha visitado en cuatro oportunidades Venezuela, además de Brasil, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y Cuba en los últimos cinco años.

Teherán ha suscrito más de un centenar de acuerdos con sus socios latinoamericanos en materia petrolera, agrícola, industrial, militar, minera, financiera, de salud y construcción, pero su relación comercial más intensa la mantiene con Brasil con quien duplicó el intercambio comercial entre el 2009 y el 2010, y lo llevó de 1.240 millones a 2.240 millones de dólares.

El ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva jugó un papel preponderante en ese acercamiento con Irán, cuando siendo presidente en el 2009 mantuvo una postura relevante ante la comunidad internacional de defensa del gobierno iraní en su afán por llevar adelante su programa nuclear, asegurando que la nación persa tenía derecho a desarrollar la energía atómica con fines pacíficos.

Hasta ahora la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, se ha manejado con más cautela respecto a Irán.

Argentina -país que Ahmadinejad no ha visitado- tiene vigentes órdenes de arresto internacionales para el ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi y otros funcionarios sospechosos de participación en un ataque con bomba a un centro comunitario judío en Buenos Aires en 1994, que dejó 85 muertos.

Irán se ha encargado en los últimos años de estrechar sus lazos tanto políticos como comerciales con Latinoamérica lo que ha llevado a abrir en los últimos años embajadas en países como Ecuador y Nicaragua.

Ahmadinejad visitó Managua y Quito en el 2007, y un año antes estuvo en Cuba.

El líder iraní ha visitado a su estrecho aliado venezolano en cuatro oportunidades, la última en el 2009. En septiembre de 2011 Ahmadinejad suspendió un viaje que tenía previsto a Caracas debido a las complicaciones de salud que enfrentó Chávez por un cáncer que le detectaron a mediados de año.

La cercana relación que mantienen Caracas y Teherán ya le ha implica costos al gobierno de Chávez.

?>