Un republicano contra la corriente

Perry es considerado como la opción latina a la hora de hablar sobre la reforma
Un  republicano contra la corriente
El gobernador de Texas, Rick Perry, aspirante presidencial republicano, elogiado por sus valores religiosos y porque apoyó a los estudiantes indocumentados para que paguen sus estudios como residentes del estado.
Foto: Tannen Maury / EFE

Manchester, New Hampshire – Aunque no sea popular entre la mayoría de los precandidatos republicanos a la presidencia de su partido, Carlos González -un legislador republicano latino de New Hampshire- asegura en las vísperas de las elecciones primarias en este estado que ya es hora de hablar claro sobre una reforma migratoria.

“Los dos partidos -incluso Obama- no quieren hablar de lleno con respeto al problema de inmigración”, protestó. “Es el talón de Aquiles, por el tema de la economía la gente tiene ese prejuicio de forma más grande”.

González oriundo de la República Dominicana asegura que le dará su apoyo a Rick Perry debido a sus valores religiosos y a que éste apoyó como gobernador de Texas el que los estudiantes indocumentados paguen sus estudios como residentes del estado.

“Pero eso le daño políticamente”, opinó. “Es algo lamentablemente que el tema de inmigración se use para ganar puntos en la elección”.

El político opinó que los republicanos deberían cambiar su estrategia si quieren llegar a los votantes latinos, puesto que éstos junto a otros sectores de votantes como las mujeres y otros grupos étnicos pueden marcar la diferencia para el partido a la hora de vencer al presidente en las elecciones generales.

En ese sentido aplaudió a Newt Gingrich por haber hablado “de frente” sobre el tema de la inmigración proponiendo una solución humanitaria.

También destacó que pese a las críticas contra los republicanos, la administración de Obama es la que ha deportado más personas en la historia del país.

González, de 53 años, se convirtió en el primer latino en todo el estado de New Hampshire en ser electo a un puesto político en el 2000.

Actualmente, es uno de dos latinos en la Cámara de Representantes estatal más grande del país con 400 miembros, en un estado donde los latinos representan el 2.5 por ciento de la población.

A diferencia de otros políticos latinos republicanos en Arizona y otros estados que han apoyado leyes anti-inmigrantes -como la SB 1070- González opina que en New Hampshire no teme correr riesgos en su carrera por adoptar una postura contraria.

“No tengo miedo de decirlo. Yo apoyo una solución humanitaria para tratar con los 12 millones de inmigrantes que viven en el país sin documentos”, opinó.

?>