Gobierno dice que FARC expropiaron varias haciendas

Bogotá/EFE – La guerrilla de las FARC también cometió despojos de tierras y posee a nombres de testaferros haciendas hasta de 42.000 hectáreas, reveló el director de la Unidad de Consolidación y Reconstrucción Territorial, Álvaro Balcázar, en una entrevista publicada por el diario El Tiempo.

“Podemos decir con toda seguridad que en los departamentos de Meta y Caquetá (centro este y sur) hay haciendas de entre 5.000 y 42.000 hectáreas que están en manos de testaferros” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), señaló Balcázar.

El pasado primero de enero entró en funciones la Unidad que dirige Balcázar y que tiene el objetivo de recuperar para el Estado zonas que por décadas han estado en manos de los grupos armados ilegales.

“Hemos recibido mucha información y el país tiene conocimiento del despojo que produjeron los paramilitares. Pero el despojo de las FARC es igual o peor”, señaló el experto.

Explicó que los grupos guerrilleros “basan su permanencia en el control del territorio” pero “no quiere decir que la gente esté del lado de las FARC”.

Si no hay Estado que la proteja, subrayo Balcázar, “la gente termina necesariamente haciendo lo que las FARC necesitan que hagan, no por su voluntad, sino presionada por la amenaza y la intimidación”.

Según el director de esa unidad gubernamental, la guerrilla “se ha llevado a los niños, aunque sus padres no estén de acuerdo. Los ponen a cumplir ciertas funciones y la familia que se niega se tiene que ir”.

Añadió que “cuando empezaron a acabarse los cultivos ilícitos, mucha gente quedó sin empleo y abandonó fincas que eran muy distantes y ahora las FARC están poniendo allí a personas que cumplen funciones logísticas y estratégicas”.

Esta es, en opinión de Balcázar, un investigador del desarrollo rural, “una especie de repoblamiento invisible”.

Balcázar considera, por otra parte, que “a la gente le da miedo reclamar” pero que “si en este momento quisiéramos hacer actividades de restitución es muy difícil que la gente acepte que le devuelvan tierras en zonas donde las FARC todavía tienen el control”.