pasos para comenzar a usar pilas recargables

pasos para comenzar a usar pilas recargables
Pilas recargables.

Han pasado los días de abrir los regalos, estrenarlos y usarlos una y otra vez. Pero juguetes y aparatos electrónicos funcionan a través de baterías que muchas veces se venden por separado. ¿Qué pasa cuando se termina la vida útil de la pila? La pila convencional se usa una vez y generalmente se desechan. Aprovecha los propósitos de año nuevo para ser más amigable con el medio ambiente y consigue un juego de pilas recargables que incluso te ayudarán a ahorrar a largo plazo. Veamos cómo funcionan.

Pilas ‘recargables’ y las que no lo son…

Las pilas recargables y las convencionales contienen elementos químicos distintos. Las convencionales pueden tener carbón o ser alcalinas, las recargables níquel cadmio (NiCd) o níquel-metal hidreto (NiMH), componentes que sirven para que la batería pueda volver a usarse. Las pilas convencionales no se pueden recargar de ninguna manera. Las recargables, una vez que terminaron su energía, pueden ponerse a cargar nuevamente. También las hay de litio–ión, usadas para cámaras fotográficas y de video o celulares.

¿La estoy reciclando?

El término correcto sería reutilizando. Para recargar las pilas es necesario un cargador que se conecta a la energía eléctrica y generalmente se vende el paquete de pilas y cargador. Basta colocar las pilas dentro del dispositivo y dejarlas cargar toda la noche. Después de muchos ciclos de cargar y utilizar, las pilas pierden la capacidad de carga. Lo notarás cuando el tiempo de uso sea considerablemente menor que cuando las compraste. Ahora sí, puedes llevar dichas baterías a un centro de reciclaje.

Cambiar hábitos de consumo

Hoy más que nunca debemos de pensar en nuestra propia economía y al mismo tiempo, ser amigables con el medio ambiente. ¿Cuántas veces no hemos comprado el paquete de pilas por decenas sin detenernos a pensar cuál es su destino final? Muchas veces acaban mezcladas con la basura. ¿Sabías que una sola pila de reloj podría contaminar hasta 6 millones de litros de agua? Por ello, usar pilas recargables es una aportación que podemos hacer para cuidar el medio ambiente.

¿Dónde las consigo?

Este tipo de baterías se venden en los mismos lugares que las baterías convencionales. Incluso las marcas más comunes ofrecen baterías recargables para que los consumidores puedan gozar de dichos dispositivos alternativos. Su precio inicial es ligeramente mayor desde nuevas, pero al mediano plazo verás los beneficios de no volver a comprar pilas en mucho tiempo. Por ejemplo, la marca Duracell promociona en su sitio web que sus pilas funcionan hasta 10,000 horas entre descargas y recargas.

Recomendaciones

Ten en cuenta que las pilas, al momento de recargarse, pueden generar calor. Asegúrate de que en cuanto las desconectes de la energía eléctrica también las quites de las terminales metálicas pues éstas automáticamente comienzan a descargar energía. Si pones a cargar pilas que no están diseñadas para recargarse pueden generar calentamiento excesivo, deformación física de la pila e incluso explosiones o incendios. Visita duracell.com o energizer.com para conocer más sobre esta tecnología