Piden ley para controlar mejor drogas recetadas

NUEVA YORK/EDLP – Para detener la crisis del abuso de medicamentos recetados que vive el estado de Nueva York es necesaria una legislación que permita crear una base de datos, en tiempo real, para controlar la prescripción y distribución de las sustancias controladas, según señaló ayer la oficina del fiscal general Eric T. Schneiderman.

El reporte insta a aprobar la legislación “Sistema de Internet para el Seguimiento de Prescripción Excesiva” (I-STOP), una propuesta lanzada por el fiscal en el 2011 que busca centralizar la información de manera que proveedores de atención médica y la policía puedan rastrear el flujo de sustancias potencialmente peligrosas. Su objetivo es permitir que los médicos y farmacéuticos suministren los medicamentos prescritos para el dolor, y otras sustancias controladas, a los pacientes que realmente los necesitan.

“I-STOP utiliza tecnología en línea, en tiempo real, para agilizar la comunicación entre los proveedores de cuidado de la salud y los farmacéuticos para servir mejor a los pacientes, detener el tráfico de drogas de prescripción, y ofrecer tratamiento a aquellos que son adictos”, agregó.

Aunque el estado de Nueva York tiene actualmente un programa para monitorear las prescripciones de sustancias controladas, (PMP), desafortunadamente pocos profesionales de la salud lo utilizan. El PMP requiere que los farmacéuticos reporten las sustancias controladas que despachan al menos una vez cada 45 días. No hay seguimiento de las recetas por escrito y no hay ningún mecanismo que asegure que la receta presentada es válida.

La iniciativa I-STOP requiere, entre otras cosas, que los profesionales de la salud revisen el historial de recetas de un paciente de sustancias controladas en el sistema antes de prescribir, reporten cada receta de esas sustancias controladas en el sistema en el momento de la emisión y revisen el sistema para confirmar que la prescripción es legítima antes de dispensar dichas sustancias.