Mujeres defienden polémico anticonceptivo

Las mujeres exigían ayer acceso sin receta a la píldora del día siguiente
Mujeres defienden polémico anticonceptivo
La píldora del día siguiente o 'Plan B' se vende sólo bajo receta médica en caso de mujeres menores de 17 años.
Foto: AP

MANHATTAN – Hay una guerra contra la mujer y la estamos perdiendo, dijeron ayer activistas que se manifestaron en defensa de un anticonceptivo ante las oficinas del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Las mujeres exigían ayer acceso sin receta -ni límite de edad- al anticonceptivo “Plan B” conocido como la píldora del día siguiente.

La protesta estuvo originada por la decisión del HHS de no implementar la recomendación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para acceder a la píldora sin receta ni restricciones de edad.

Actualmente, la píldora se vende sin receta a mujeres mayores de 17 años, pero hay que pedirla al farmacéutico, ya que no está en los estantes sino tras el mostrador. También hay que presentar un documento de identidad y las menores de 17 pueden obtenerla con receta.

“Hay demasiadas historias de farmacéuticos que están en contra y si ya es difícil para muchas mujeres obtener una receta, lo es aún más para las menores de 17 años”, indicó Annie Tummino, presidenta del capítulo neoyorquino del National Women Liberation.

Tummino fue la principal demandante contra la FDA en el 2005 cuando su entonces director retuvo la decisión de los consejeros médicos para dar acceso a la píldora sin receta. Gracias a la demanda, la FDA en el 2006 dio el visto bueno para su uso a las mujeres de 18 años en adelante y, tras la apelación del 2009, se rebajó a los 17.

Para las activistas, tanto en el FDA como en el HHS se ha impuesto la política no la ciencia y si una mujer tiene suficiente edad para quedar embarazada, debería igualmente tener acceso a los anticonceptivos.

Este otoño, en una decisión que las activistas califican “sin precedentes”, HHS no implementó el informe de la FDA para la venta sin receta ni límite de edad. Esto creó tal polémica que hasta el presidente Barack Obama respaldó a la Secretaria del HHS, Kathleen Sebelius. “Como padre de dos hijas, creo que es importante asegurarnos que aplicamos sentido común a varias normas en lo que se refiere a la venta sin receta”, dijo el presidente.

“Si esto lo hubiera hecho el presidente George Bush o un gobierno republicano, la gente estaría furiosa y en la calle”, declaró Sunsara Taylor, activista del Partido Comunista Revolucionario. Para ella, la explicación de este comportamiento en un año [2011] en que ha habido 92 decisiones en contra de los anticonceptivos, está en que el movimiento feminista se ha subordinado al Partido Demócrata. “Las mujeres debemos retomar la lucha por nuestros derechos y dejar de lado a los políticos”.

Al ser consultado, el HHS se remitió a la nota de Sebelius de diciembre en la que se indica que la edad promedio de la primera menstruación de las niñas estadounidenses es 12.4 años, pero que aproximadamente 10% de las niñas están físicamente capacitadas para ser madres a los 11.1 años. “Si la solicitud se aprueba, el producto estaría disponible sin receta para las niñas de todas las edades”, señalando que como responsable de ejecutar las decisiones de la FDA, el estudio de la píldora y la comprensión de su etiqueta no apoyan el ponerla a disposición de menores de 17 años sin la intervención de un médico.

“Creemos que es más preocupante que te quedes embarazada”, declaró Tummino.