Los Yankees no se duermen

Los Yankees no se duermen
El pitcher dominicano Michael Pineda durante un juego de los Marineros en la campaña 2011, pieza clave de la transacción de Seattle y los Yankees.
Foto: AP archivo / Joe Nicholson

Acostumbrados siempre a ser los protagonistas durante el receso de temporada, con contrataciones de los mejores peloteros disponibles en la agencia libre, los Yankees de Nueva York no hicieron mucho ruido hasta el viernes.

Cuando de mejorar al equipo se trata los ejecutivos de los ‘Bombarderos’ de El Bronx demostraron que no le ponen atención al mítico viernes 13.

Aunque no se ha hecho oficial, ese día, los ‘Bombarderos’ de El Bronx acordaron un canje con los Marineros de Seattle de joven talento: enviando al receptor venezolano Jesús Montero, de 22 años, su mejor prospecto, por el derecho dominicano Michael Francisco Pineda, quien cumplirá 23 años el próximo miércoles, 18 de enero.

Seattle recibirá también al pitcher quisqueyano Héctor Noesi, de 24; y los Yankees al lanzador venezolano José Campos, de 19.

Pero eso no fue todo. Antes que acabara el día, se reportó -sin confirmación oficial- que la novena neoyorquina había logrado un acuerdo con el lanzador japonés Hiroki Kuroda. El ex abridor de los Dodgers de Los Angeles cumplirá 37 años el 10 de febrero.

Mezcla de juventud y experiencia.

Cabe aclarar que los acuerdos se harán realidad una vez que los peloteros involucrados en las transacciones pasen sus exámenes médicos de rigor.

Tras ser promovido al equipo grande a finales de la pasada campaña, Montero demostró su poder con el madero: en 61 turnos bateó para .328, conectó cuatro jonrones e impulsó 12 carreras.

En su primera campaña como abridor de los Marineros, Pineda fue seleccionado al Juego de Estrellas, luego de una excelente primera mitad de temporada (hasta mayo tuvo foja de 6-2); aunque la campaña 2011 saldó con marca de 9-10 y 3.74 de ERA, que le valió terminar quinto en la votación de mejores novatos.

El nativo de Yaguate, es un lanza fuegos, con rápidas que superan las 95 millas por hora y, tiene además excelente control. El año pasado, Pineda lideró a los novatos de la Liga Americana en ponches, con 173 en 171 innings, caminando sólo a 55 bateadores.

Siempre se mencionó que Montero -considerado por Baseball America como el tercer prospecto- fue parte del grupo de peloteros que los Yankees ofrecieron a Seattle por Cliff Lee antes de la fecha límite de canjes del 31 de julio del 2012; pero los Mariners enviaron a Lee a los Rangers de Texas, en el paquete que incluyó al primera base Justin Smoak.

Sin duda alguna, Montero proveerá a los Marineros su poder ofensivo en una joven alineación que incluye al segunda base Dustin Ackley, al jardinero Mike Carp y al inicialista Smoak, todos de 25 años o menos.

Los Yankees, a su vez, recibirán a Campos, un derecho que el año pasado se fue 5-5 y 2.32 de ERA en el equipo Everett, de Clase A.

A cambio, la novena de Seattle recibirá en Noesi a un pitcher con más experiencia. En el 2011, el derecho dominicano lanzó en 30 partidos con los Yankees, incluyendo dos aperturas, dejando récord de 2-2 con 4.47 de ERA y bien podría pelear por un puesto en la rotación de los Marineros, que lidera el venezolano Félix Hernández.

Durante su última campana con los Dodgers, Kuroda tuvo marca de 13-16 y 3.07 de promedio de efectividad (ERA) y de 41-46 con 3.45 en cuatro temporadas con la novena angelina, a donde llegó tras una larga carrera en su país. Según reportes, el acuerdo con el japonés sería por un año y su salario rondaría entre los $10 y 11 millones.

Si se concretan las transacciones, la rotación de los Yankees estará sobrepoblada, tras asegurar a su as CC Sabathia antes de que el zurdo decidiera salirse de su contrato; y tras un excelente 2011, firmaron por un año más al venezolano Freddy García.

Con la adición de Michael Pineda y Hiroki Kuroda, los Yankees irían a los campos de entrenamiento con siete abridores: Sabathia, García, el inconsistente A.J. Burnett, el quisqueyano Iván Nova (ganador de 16 juegos en el 2011) y Phil Hughes (que sumó 18 triunfos en el 2010).

Eso sin contar con que el mexicano Manuel Bañuelos o el dominicano Dellin Betances podrían unirse al equipo grande.

Si alguien pensó que los Yankees de Nueva York estaban dormidos, se equivocó. Los ejecutivos del equipo más exitoso, con 27 trofeos de Serie Mundial en sus vitrinas, demostraron que saben mover las piezas del ajedrez en el momento oportuno.

nube.urgiles@eldiariony.com