Insectos a la moda

'OVO', de Cirque du Soleil, se adentra a un mundo en miniatura
Insectos a la moda
Liz Vandal diseñó diversos trajes para 'OVO' inspirándose en el mundo de los insectos.
Foto: Cirque du Soleil

Buscar insectos por debajo de las piedras resultó ser más beneficioso de lo que Liz Vandal se esperaba cuando lo hacía de niña.

La originaria de Quebec, Canadá, es la la diseñadora de los trajes del show OVO. Este espectáculo del aclamado Cirque du Soleil, que significa huevo en portugués, se trata del impacto que tiene la llegada de un gran huevo al hogar de un grupo de insectos.

“Ellos [los dirigentes del circo de acrobacias] querían a alguien que evocara y no imitara a los insectos”, dijo en una visita a Los Ángeles Vandal sobre el reto que venció para obtener el puesto que tanto anhelaba.

Aunque su primera audición fue hace diez años, en 2008 Vandal se convirtió en la encargada del vestuario de este show que se presentará en el muelle de Santa Monica por más de un mes a partir del viernes, como parte de su gira por Norteamérica.

Su laborioso trabajo durante un año estuvo enfocado en vestir a alrededor de 17 tipos de insectos.

“Me puse a pensar en cada uno. En el caso de las arañas, son elegantes, sus piernas largas pueden ser sexy. Las cucarachas son insectos hermosos pero dan una sensación de fealdad y suciedad”, comentó agregando que lo estético era su enfoque primordial.

Los tres personajes principales de este show son una mosca llamada Foreigner o extranjero, una mariquita y Master Flipo, el jefe de los insectos. Además de ellos, existen hormigas, mariposas y diferentes tipos de bichos.

Cada disfraz tomó alrededor de 75 horas de trabajo y en general, cada insecto tiene dos trajes: uno para hacer acrobacias y otro para mostrar su vida diaria.

“Me puse a investigar y la palabra insecto proviene del latín insection que significa partes”, agregó entusiasmada sobre el arduo proceso de creación y precisión.

También explicó que después de crear los bocetos de los diversos trajes y recibir la aprobación del director artístico, se dedicó a buscar las telas apropiadas.

“Yo trabajo con maniquíes como Chanel. Espero no sonar pretenciosa… Y todos se mostraron confundidos porque no entendían que yo no puedo trabajar solo con dibujos, porque en los maniquíes se puede mirar mejor como caen las telas en el cuerpo de una persona”, afirmó quien terminó utilizando materiales como el vinilo, plástico y poliuretano para facilitar el movimiento corporal de los actores.

Al igual que sucede en el espectáculo, Vandal consideró que trabajar para Cirque du Soleil fue como ser parte de una gran comunidad.

“Estoy acostumbrada a ser la reina y la obrera y hacer de todo. Pero aquí solo tenía que ser la reina y me costó acostumbrarme a eso”, recordó gustosa la también responsable de vestir al grupo Backstreet Boys y a varios grupos de baile teatrales.

La popularidad de los espectáculos de la reconocida compañia de entretenimiento, dijo, se deben a que tratan temas universales que son expresados a través del lenguaje corporal y sin necesidad de hablar un idioma en especifico.

A OVO lo describió como un “espectáculo lleno de energía, de luz” para toda la familia.

“Es un tesoro para el alma. La gente se olvida de todo cuando están mirando el show”, expresó.

Por ahora, ella está trabajando en otros proyectos como el diseñar la vestimenta de The Washington Ballet pero, de ser necesario, por cambios en los números musicales de OVO, ella sería la responsable de confeccionar todas las nuevas prendas.

“Le puse mucho amor a mis creaciones y espero que al igual que un señora me comentó en el estreno de OVO [en 2009], otros lo puedan mirar también. Me sentí más grande al poder crear algo mágico”, aseguró.