Miles de internautas afectados por apagón

SOPA y PIPA pretenden aplicar nuevas reglas al contenido desplegado a través de la Web, con el argumento de proteger los derechos de propiedad intelectual.

Guía de Regalos

Miles de internautas afectados por apagón
Millones de usuarios usan la Internet.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C. – Es una guerra virtual declarada. Con un Congreso envuelto en la discusión sobre los proyectos de ley “Stop Online Piracy (SOPA)” y “Protect IP (PIPA)”, los titanes de la Web dispararon sus armas. Un enfrentamiento que, hoy, ha afectado la rutina diaria de miles de internautas.

SOPA y PIPA pretenden aplicar nuevas reglas al contenido desplegado a través de la Web, con el argumento de proteger los derechos de propiedad intelectual.

Ambas propuestas, se ha puesto en el centro del debate en Washington. Pero no precisamente por sus avances legislativos, sino por el apagón protagonizado por sus principales oponentes. Entre ellos los gigantes de Silicon Valley como Google, Wikipedia, Facebook y Yahoo, entre otros.

Un cuadro negro recibe al usuario en la página de Google, una imagen diferente a los diseños interactivos acostumbrados. “Por más de una década hemos gastado millones de horas construyendo la enciclopedia de la historia humana. Ahora, el Congreso está considerando legislación que puede dañar fatalmente un Internet libre y abierta”, dice la página de Wikipedia, que durante 24 horas limitó su acceso.

Al otro lado del pasillo, está la industria cinematográfica de Hollywood, Cámara de Comercio y cadenas de televisión como CNN, que insisten en que la piratería está hundiendo al sector con efectos devastadores.

Por ahora, los legisladores en la Cámara de Representantes se encuentran negociando los apartados más polémicos de las propuestas. La presión en el Capitolio ha aumentado considerablemente, tras el despliegue en masa, de los cabilderos de ambos sectores del debate.

Senadores como Marco Rubio (R-FL) y Roy Blunt (R-MO) ya han declarado oficialmente su rechazo a PIPA, a pesar de que en una primera instancia lo habían auspiciado.

“Como un senador de Florida, un estado con una amplia presencia de artistas y negocios conectados con la creación de la propiedad intelectual, tengo un interés fuerte de parar la piratería, que cuesta trabajos. Sin embargo, tenemos que hacer esto, mientras promovemos un ambiente dinámico en Internet que impulse la innovación y promueva nuevas tecnologías”, declaró.

PIPA tendría su primera prueba de fuego en el Senado el próximo 24 de enero, en un voto de procedimiento, a menos que eso sea modificado, en el corto plazo.

Congresistas como Darell Issa (R-CA) aseguraron hoy, que SOPA no tendrá un voto en el pleno de la Cámara Baja, a menos que se concreten nuevas negociaciones.

En tanto, miles de páginas Web continúan en medio del apagón virtual, organizándose a través de sitios como sopastrike.com.