Niegan ordenar libertad de un ex senador

Guía de Regalos

Santo Domingo – Un tribunal del Distrito Nacional rechazó ordenar la libertad “pura y simple” del exsenador y alto dirigente del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Tonty Rutinel Domínguez, imputado de violencia doméstica contra la madre de uno de sus hijos de dos años de edad.

En cambio, el Quinto Juzgado de la Instrucción, que preside Ileana Pérez, ratificó la medidas de coerción que obligan al exsenador a pagar una fianza de 10 millones de pesos (262 mil 123 dólares), le imponen impedimento de salida del país, presentación periódica a la Fiscalía y alejarse de la mujer agredida, Leidy Dayana Caraballo de los Santos.

Rutinel Domínguez, quien responde al nombre de César Santiago, se encuentra detenido en la cárcel preventiva de Najayo, San Cristóbal, a 36 kilómetros al suroeste, porque se niega a firmar los documentos que validan el pago de su fianza, en un intento porque los tribunales orden su libertad “pura y simple”.

De acuerdo a la acusación de Caraballo de los Santos, el exlegislador la golpeó fuertemente el pasado 5 de diciembre mientras ambos discutían en su residencia de esta capital. Contó que ese día acudió al supermercado y le preparó comida, pero como a las 6:00 de la tarde tuvieron una discusión durante la cual el ex legislador se levantó de su silla y la “agarró fuertemente por los brazos”.

Explicó que el congresista le exigía que le devolviera el dinero que le dio para la manutención del hijo de ambos, de dos años de edad. “Luego me agredió físicamente dándome en la cabeza, después de esto yo le di una bofetada para defenderme a lo que César me dio una trompada en la cabeza, me tiró contra la pared”.

“Cuando me vio ensangrentada comenzó a echarme agua y yo comencé a pedir auxilio y cuando llegó mi prima que vive conmigo le dijo que yo me había caído. Todo esto en presencia del niño”, declaró la mujer a la Fiscalía del Distrito Nacional.

En su defensa, Rutinel Domínguez valoró a Caraballo de los Santos que lo denunció y ponderó el hecho de que, a sabiendas de que se encuentra casado con otra mujer, no interfiere en su matrimonio. Sin embargo, aseguró que la víctima tomaba un medicamento y estaba desorientada, razón por lo que sufrió una caída que le provocó las heridas.