Solidaridad con los indígenas

Mexicanos colectan alimentos para mitigar hambre de los rarámuris

Guía de Regalos

Solidaridad con los indígenas
Una joven tarahumara trabaja una manualidad.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- La información sobre hombres y mujeres indígenas rarámuris vestidos con sus trajes de colores estrellados en los barrancos de la Sierra Tarahumara despertó la solidaridad de los mexicanos que desde hace dos días colectan víveres para mitigar el hambre que aparentemente ha provocado 50 suicidios.

“Las mujeres indígenas cuando llevan cuatro o cinco días sin poder darle de comer a sus hijos, se ponen tristes; y es tanta su tristeza que hasta el 10 de diciembre (2011) 50 hombres y mujeres, pensando que no tienen que darle a sus hijos, se arrojaron al barranco”, informó Ramón Gardea, integrante del Frente Organizado de Campesinos Indígenas entrevistado por el canal 28 de Chihuahua.

Desde principios de diciembre, la fiscalía estatal en la región occidente reportó que durante 2011 registró 73 decesos por suicidio en la zona de la Sierra Madre Occidental.

“Hay sequía, hambre y temperaturas de hasta 16 grados bajo cero”, agregó Gardea. El año pasado fue reconocido oficialmente como el peor año en la historia moderna de México por falta de lluvias en el norte del país. En la Sierra Tarahumara se perdieron 20,000 toneladas de maíz, producto básico de los pobladores del lugar.

Organizaciones religiosas, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el gobierno del estado negaron tener conocimientos sobre tarahumaras que se hayan quitado la vida, aunque la incomunicación de las comunidades impide tener un registro puntual de los sucesos.

Algunos pueblos de la región sólo tienen acceso por veredas donde no entran coches y para llegar a la cabecera municipal más cercana los indígenas tienen que caminar entre siete y ocho horas.

Ante tal situación, desde diversos puntos del país arrancaron desde el lunes una serie de colectas. En el Zócalo de la Ciudad de México el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, llamó a los ciudadanos a solidarizarse con la situación extrema de los rarámuris.

En la Universidad Autónoma de Puebla se abrieron centros de acopio, igual que en las oficinas de gobierno y movilizaciones ciudadanas en Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Zacatecas, Veracruz y Sonora.

Convocatorias en las redes sociales como Facebook con Alimentemos la Sierra Tarahumara y el hashtag de twitter @Sierra Tarahumara.

La Secretaría de Desarrollo Social alistó 14,000 despensas de comida y el gobierno de Chihuahua anunció que repartirá 92,000 cobijas, 42,000 colchonetas, 15,000 láminas galvanizadas y 45,000 despensas para 200,000 personas.

El hambre en la Sierra Tarahumara se ha reportado desde hace décadas. El más reciente índice de marginación reportado por el Consejo Nacional de Población ubicó a la región en primer lugar estatal y el octavo nacional. Con una población de analfabetas del 43% que viven en viviendas sin drenaje hasta en 66% y 82% en piso de tierra.

“Yo tengo 30 años en la Sierra y siempre ha habido suicidios”, dijo el gestor Gardea, quien trabaja actualmente con una cooperativa de artesanías rarámuris. “Ellos vienen a pedir ayuda para los muertos: en cada comunidad he visto uno o dos al año por tristeza”.

Organizaciones de tarahumaras iniciaron una marcha en tractocamiones y otros vehículos de campo para transportarse hasta la capital del estado para exigir un programa integral que ponga fin a la hambruna y la sequía que quitó incluso el agua que captaban los indígenas en botes de plástico para su consumo diario.