Brady con deseos de revancha ante Manning

Brady con deseos de revancha ante Manning
Tom Brady con la camiseta de campeón de la Conferencia Americana.
Foto: Winslow Townson / ap

Nueva York/servicios noticiosos – A todas luces será una Súper Secuela.

Cuatro años después de que Nueva York sorprendió a la entonces invicta Nueva Inglaterra en el desierto de Arizona, los Patriots y los Giants vuelven en similar situación otra vez en el Super Bowl, ahora en Indianápolis.

Brady y Belichick. Eli y Coughlin. Ambos equipos avanzando en la postemporada, hasta enfrentarse de nuevo en el Super Bowl.

Nueva Inglaterra, que perdió 24-20 con Nueva York a principios de noviembre, aparece como favorito con tres puntos para el partido del 5 de febrero. Los Patriots han ganado 10 encuentros consecutivos, luego de perder, aunque parezca curioso, ante los Giants.

“Sabemos que son un equipo magnífico”, dijo el quarterback de los Giants, Eli Manning. “Ya jugamos con ellos este año. Han estado jugando de maravilla recientemente. Celebremos esta noche, divirtámonos, y luego comencemos a prepararnos para ir a Indianápolis y jugar de lo mejor”.

El territorio resulta conocido para Tom Brady y los Patriots (15-3), que disputan el Super Bowl por quinta ocasión en 11 años.

“Estar en esta situación es un momento estupendo”, expresó el tacle Vince Wilfork, de los Patriots. “Hay que valorar este momento”.

Ahora será la primera aparición de los Patriots desde que Manning y los Giants (12-7) destrozaron la campaña perfecta de Nueva Inglaterra en 2008. En aquel entonces, Nueva Inglaterra era la favorita con 12 puntos, pero la defensiva de Nueva York zarandeó a Brady, y Manning conectó con Plaxico Burress un agónico touchdown para conseguir el tercer Super Bowl de los Giants.

Ese touchdown llegó, por supuesto, pocos momentos después de una de las mayores jugadas en la historia de los playoffs: Manning escapó de unos cuantos defensivos de los Patriots y encontró a David Tyree, quien puso a Nueva York en posición de anotar cuando consiguió una espectacular recepción.

Nueva Inglaterra espera evitar este tipo de drama esta vez. A menos que esté a favor de los Patriots, como sucedió el domingo en el partido por el título de la Conferencia Americana.

Brady estuvo inusualmente mediocre en la victoria 23-20 de los Patriots ante Baltimore, lanzando para 239 yardas con dos intercepciones y, por primera vez en 36 partidos, sin pases de touchdown. Pero consiguió la ayuda de la tan denostada defensa de los Patriots, que logró algunas paradas cruciales en la recta final.

Algunos errores de los Ravens fueron también de gran ayuda, como la patada con la espinilla de 32 yardas que dio Billy Cundiff al intentar un gol de campo cuando quedaban 11 segundos por jugar, poco después Lee Evans tuviera una potencial jugada ganadora de touchdown pero le arrancaron el balón de las manos en la zona de anotación.

“Alegría infantil. Todo es como la alegría de un niño”, dijo el linebacker Jerod Mayo. “Ayer por la noche me sentía como en la víspera de la Navidad y no tenía esa sensación desde hacía mucho tiempo”.

Nueva Inglaterra ganó por última vez el Super Bowl en 2005, una larga sequía después de que los Patriots se llevaron a casa los trofeos Lombardi tres veces en cuatro años. Hay sólo un puñado de jugadores que quedan de ese equipo, con jugadores como Corey Dillon, Tedy Bruschi y Rodney Harrison reemplazados por jóvenes y recién llegados, como Mayo, Rob Gronkowski y Aaron Hernández.

El mariscal titular de los Patriots de Nueva Inglaterra, Tom Brady, declaró que su equipo estaba listo para disputar una “gran revancha” cuando se enfrente a los Giants de Nueva York, de Eli Manning, el próximo 5 de febrero en la cuadragésima sexta edición del Super Bowl.

Pero Brady recordó que se trataba de doble revancha por la derrota que sufrieron en el Super Bowl XLII, el de 2008,, además por la última que se dio en la novena semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), que ganaron a domicilio los Giants 20-24.

La derrota del Super Bowl de 2008 no sólo dejó a los Patriots sin su cuarto título de campeones de la NFL, sino que además les impidió que tuviesen una temporada perfecta de 19-0.

“Todavía no puedo ver los momentos destacados de aquel partido”, declaró Brady a la emisora de radio local de Boston WEEI. “Hay que aceptar las cosas como sucedieron. Al final no supimos aprovechar la oportunidad que tuvimos porque no hicimos bien las cosas”, agregó.

Brady también reconoció que el domingo tampoco jugó bien contra los Ravens de Baltimore, aunque los Patriots ganaron por 23-20, dado que no hizo ningún envío de anotación y el índice pasador se quedó en 57,5 que fue el más bajo que ha tenido en lo que va de temporada.

“Ahora lo único que deseo es realizar mi mejor partido ante los Giants”, destacó Brady. “El ejemplo será la labor que hicimos ante los Broncos de Denver y por lo tanto lo sucedido frente a los Ravens no afectará para nada en el próximo partido del Super Bowl”, indicó. Brady, de 34 años, llegará a su quinto Super Bowl, con tres títulos en su haber, para empatar con el legendario John Elway como los dos mariscales con más participaciones.

“No puedes ganar nunca a los Giants si durante un partido pierdes cuatro veces el balón como nos sucedió en el último enfrentamiento que tuvimos”, admitió Brady.

Los Patriots tuvieron tres perdidas de balón el domingo ante los Ravens, y, de acuerdo a las estadísticas, los equipos que han hecho eso antes de la Super Bowl perdieron los últimos 22 partidos correspondientes a los títulos de conferencia.