Sin seguro médico y desinformados

Latinos que van a clínicas comunitarias desconocen sobre la reforma de salud
Sin seguro médico y desinformados
En la ciudad de Nueva York, hay cerca de 450 mil personas sin seguro médico, muchos de los cuales califican para obtener este beneficio y no lo obtienen por falta de información.
Foto: Fotos: Jose Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Por falta de seguro médico, Carlos Moreaux, de 22 años, tiene que pagar una cuota en proporción a sus escasos ingresos, cuando visita a su doctor en el hospital Lincoln.

Aunque Moreaux había oído hablar del plan federal de cobertura de salud Patient Protection and Affordable Care Act (PPACA), desconocía que entre los beneficios vigentes está la cobertura para hijos adultos menores de 26 años, que no tienen acceso a un plan de salud del empleador y que ahora pueden permanecer en la póliza de salud de alguno de sus padres hasta que cumplan 26 años, incluso si están casados o ya no viven en el hogar.

Anteriormente, la mayoría de los planes de salud excluía a los adultos jóvenes de las pólizas familiares cuando cumplían 18 años o, si el adulto joven estaba en la universidad, poco después de graduarse.

“Yo he oído de la reforma de Obama en la televisión, pero ni en el hospital ni en las clínicas que he visitado me han informado los detalles de los cambios y beneficios vigentes”, dijo Moreaux.

Otras personas que como Moreaux sólo han escuchado hablar de la reforma de salud federal por televisión son Laura Sánchez, quien no tiene seguro médico, y Zulma Alvarado, quien tiene Medicaid.

Un análisis reciente encontró que Nueva York ha logrado grandes progresos de cara a la adopción del plan federal del seguro de salud. Sin embargo, según estadísticas 2.8 millones de neoyorquinos no cuenta con seguro médicos. En la ciudad de Nueva York, hay cerca de 450 mil personas sin seguro médico, muchos de los cuales califican para obtener este beneficio y no lo obtienen por falta de información.

El doctor Juan Tapia, presidente de Pediatría 2000, dos clínicas que funciona en Washington Heights e Inwood en Manhattan, dijo que todavía en sus centros de salud no se le está informando a los pacientes sobre la reforma de salud federal, “porque ya es una ley y creemos que es al gobierno al que le corresponde informar a la ciudadanía sobre ésta”.

El médico dijo que uno de los cambios más significativos de la reforma es que ahora le están poniendo más énfasis a la atención primaria.

En la clínica El Nuevo San Juan del sur de El Bronx dijeron que todavía parte de la ley no ha entrado en vigor y hasta el momento no están informando a los pacientes sobre este tema.

Iris Jiménez Hernández, directora del hospital Lincoln, dijo que como parte de la reforma de salud federal, se están implementando en el centro de salud que funciona en el sur de El Bronx varios programas estatales, como el Patient Centered Primary Care, dirigido a personas que reciben servicios médicos de diferentes hospitales, sin conseguir mejoría en su salud.

La comunidad médica también está a la espera de la decisión que tome la Corte Suprema de EE.UU., la cual acordó escuchar las apelaciones sobre asuntos relacionados a la recusación multiestatal a la ley tratada por el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de EE.UU., en Atlanta, el único fallo que derogó el denominado “mandato individual”, la cláusula que exige a casi todos los estadounidenses contratar un seguro de salud para el año 2014 o pagar una multa impositiva.

Entre las opciones que tiene la Corte Suprema figuran: Declarar inconstitucional el mandato sin objetar el resto de la ley, invalidar toda la ley, o esperar y decidir después de que entre en vigencia la multa por no contratar un seguro de salud, en 2014.