Nadal amplía su dominio sobre Federer

Nadal amplía su dominio sobre Federer
Rafael Nadal (izq.) y Roger Federer (der.) se felicitan mutuamente tras el partido.
Foto: AP / Sarah Ivey

Melbourne/EFE – El español Rafael Nadal disputará su segunda final del Abierto de Australia tras marcar una nueva muesca en sus 27 enfrentamientos con el suizo Roger Federer, al que derrotó ayer por 6-7 (5), 6-2, 7-6 (5) y 6-4, en tres horas y 42 minutos de un apasionante duelo.

La jornada comenzó celebrando el ‘Día de Australia’ y acabó siendo el ‘Día de Nadal’. El español desplegó sobre la Rod Laver Arena su mejor juego del torneo, y disputará su cuarta final consecutiva de Grand Slam después de doblegar una vez más a Roger Federer en uno de los ‘Grandes’, donde se han visto las caras en diez ocasiones, con ocho triunfos para Nadal.

Y eso que Federer comenzó en plan arrollador, con un juego muy agresivo que desarboló a un Nadal que asistía impotente al festival del golpes del helvético que se apuntó 12 de los 15 primeros puntos que ambos disputaron, lo que permitió cobrar una ventaja de 3-0.

Nadal no perdió la calma y fue buscando sus buenas sensaciones en la pista, elevando paulatinamente su juego, a la espera de que bajara también el de Federer, que rayó la perfección en el arranque del partido.

Pese a ceder la primera manga, era Nadal el jugador que crecía sobre la pista. Los golpes de Federer ya no eran definitivos y empezó a encontrar las habituales defensas de Nadal que acababan convirtiéndose en golpes ganadores que minaron la confianza del suizo.

“A partir del 3-0 ya he entrado en juego. El partido ha sido igualado, cualquier cosa podía haber pasado”, explicó.

Ante la posibilidad de jugar una nueva final ante Novak Djokovic, quien le derrotó en las seis finales que disputaron el pasado año, Nadal aseguró que no supone una motivación extra.

“La motivación para mí es Australia, no es Djokovic, ni Murray ni Federer. La motivación es superarme a mí mismo”, aseguró el jugador balear.

Sharapova y Azarenka tras el No.1. La tenista rusa Maria Sharapova disputará la final del Abierto de Australia frente a la bielorrusa Victoria Azarenka, en un partido en el que además del título, la campeona se alzará como nueva número uno del tenis femenino.

La jugadora rusa protagonizó una dura semifinal frente a la checa Petra Kvitova, ante la que perdió la final de la pasada edición de Wimbledon, en un partido en el que Sharapova supo sacar provecho de su mayor experiencia en los momentos decisivos para ganar por 6-2, 3-6 y 6-4, en 2 horas y 12 minutos de partido.

Con este triunfo, Sharapova jugará su tercera final en Australia, donde perdió la primera que disputó en 2007 ante la estadounidense Serena Williams.

Un año después Sharapova sí que pudo llevarse el título ante la serbia Ana Ivanovic.

Azarenka, que está completando un excepcional torneo, superó en las semifinales a la vigente campeona, la belga Kim Clijsters (14), por un marcador de 6-4, 1-6 y 6-3, tras 2 horas y 12 minutos de partido.