Definen equipos para la Serie del Caribe

Definen equipos para la Serie del Caribe
Edgardo Alfonzo (centro), en esta foto de archivo cuando pertenecía a los Mets, se destaca en Venezuela con los Tigres de Aragua.
Foto: ap

Nueva York/servicios noticiosos – El panorama del béisbol del Caribe parece definirse para los cuatro equipos que disputarán desde esta semana la Serie del Caribe en el estadio Quisqueya, de Santo Domingo.

Con los Indios de Mayagüez ya clasificados en Puerto Rico, que se alzaron con el título del béisbol profesional puertorriqueño al derrotar 5-2 a los Criollos de Caguas en el octavo partido de la serie final, así como los Yaquis de Ciudad Obregón, que desplegaron una ofensiva de 25 imparables para aplastar a los Algodoneros de Guasave con un contundente triunfo por 19-0, para barrer la Serie Final mexicana, en el fin de semana sólo se esperaba la definición de los torneos de República Dominicana y Venezuela.

En venezuela, los Tigres de Aragua se colocaron el sábado en la noche a una victoria de lograr su noveno título en la historia del béisbol profesional venezolano, al vencer 7-1 a los Tiburones de La Guaira en el quinto juego de la final.

Los Tigres tomaron ventaja de 3-2 en la serie y buscaban ayer el triunfo que les diera la corona y los haga representantes de Venezuela en la Serie del Caribe 2012, que se jugará del 2 al 7 de febrero en Santo Domingo.

“Hay que mantener el enfoque y hacer las pequeñas cosas que son la que nos van a dar los buenos resultados. La clave para ganar será anotar primero”, dijo José Gregorio Martínez, quien bateó de 5-4 con una carrera impulsada.

Edgardo Alfonzo y Héctor Giménez, a la ofensiva, y Yusmeiro Petit, desde la lomita, se encargaron de encaminar a los Tigres a la victoria.

Alfonzo abrió la cuenta en el primer inning con un sencillo impulsor al jardín izquierdo. Acto seguido Giménez ligó un inatrapable al bosque izquierdo para impulsar una anotación y colocar el encuentro 2-0 a favor de los Tigres.

En el tercer episodio, Alfonzo disparó su primer cuadrangular de la final. Fue un batazo solitario por el jardín izquierdo que colocó el partido 3-1, luego que los Tiburones hicieran una anotación en el segundo capítulo, producto de un doble de Héctor Sánchez.

Pero fue en el séptimo inning que la ofensiva de Aragua terminó de definir el encuentro.

Giménez conectó un doble con las bases llenas para impulsar tres anotaciones y colocar la pizarra 7-1.

“Me puse agresivo en ese turno, porque sé que a él (Pedro Rodríguez, pitcher de La Guaira) le gusta lanzar su recta, por eso cuando me lanzó en el segundo pitcheo le pude dar con fuerza. Ahora hay que salir a jugar sin pensar en lo de hoy”, dijo Giménez, quien terminó el juego de 5-2 con cuatro impulsadas y una anotada.

Esa producción ofensiva significó un despertar para Alfonzo y Giménez, que antes del encuentro tenían dos hits y una carrera remolcada cada uno.

“Debemos seguir positivos, cuidándonos de los Tiburones, porque ellos son un equipo muy batallador. Lo bueno es que ahora vamos a jugar en nuestra casa”, dijo Alfonzo.

El respaldo de estos dos bateadores sirvió para que Petit (1-0) obtuviera su cuarta victoria de la postemporada frente a los Tiburones, a los que en esta oportunidad amarró en cinco entradas con cuatro hits y una carrera. Ponchó a dos y dio dos bases por bolas.

“No ha sido tan sencillo ganarle a los Tiburones, pero una de las cosas que me ha ayudado para eso es que me he mantenido trabajando, haciendo que ellos se equivoquen y eso es lo que ha pasado, porque ellos no han sido pacientes conmigo”, dijo Petit.

Por otro lado, en Santo Domingo, Julio Lugo empujó el sábado la carrera de la ventaja y Fernando Tatis impulsó un par de vueltas para que los Leones del Escogido derrotaran por 5-2 a las Aguilas Cibaeñas en el séptimo juego de la serie final del béisbol invernal dominicano.

Con el juego 2-2 en la quinta entrada, Lugo disparó un indiscutible al jardín izquierdo para darle a los Leones una ventaja que nunca perdieron. Así cortaron una racha de tres derrotas y se pusieron 4-3 en la final al mejor de nueve, lo que los dejaba a una victoria del título.