Expolicía pertenecía a banda de narcos

Podría ser condenado a prisión perpetua por su vinculación con la organización criminal “Rodríguez Enterprise” desarticulada en Chicago

Chicago.- Un expolicía de Chicago fue declarado culpable de traficar drogas y podría ser condenado a prisión perpetua por su vinculación con la organización criminal “Rodríguez Enterprise” desarticulada en esta ciudad.

Glenn Lewellen, de 55 años y quien se retiró de la fuerza policial en 2002, fue encontrado culpable de conspiración para distribuir cocaína junto a otros cuatro integrantes de la banda.

Estos fueron identificados como Tony Sparkman de 25 años, Robert Cárdena de 32 y los hermanos Héctor y Jorge Uriarte de 33 y 31 años, respectivamente.

Lewellen estaba en libertad bajo fianza desde noviembre de 2010.

El jefe de la banda, el mexicano Saúl Rodríguez, se declaró culpable de conspirar para traficar drogas y enfrenta una sentencia de 40 años de prisión.

En el juicio fue el testigo principal de la fiscalía contra Lewellen, del cual fue informante y socio en actividades criminales con ganancias millonarias entre 1996 y 2002.

Esas actividades incluyeron secuestros de traficantes competidores y el robo de drogas que luego vendieron en su provecho.

Otros miembros de la banda que se declararon culpables y también fueron testigos de cargo fueron Fares Umar de 38 años, Andrés Flores de 29 y Jorge López de 37.

Según documentos de la corte, todos integraban una organización criminal en Chicago dedicada a “actos de violencia, incluyendo asesinato, secuestro, robo y distribución de narcóticos”. EFE