Ecuatorianos quieren tener su propio Defensor del Pueblo

Comunidad inicia esfuerzo para revivir el cargo en la zona de Nueva York
Sigue a El Diario NY en Facebook
Ecuatorianos quieren tener su propio  Defensor del Pueblo
Foto: Fotos: Gloria Medina / EDLP

Nueva York – Autoridades ecuatorianas en Nueva York están tratando de revivir la figura del Defensor del Pueblo de los ecuatorianos en Nueva York.

El cónsul general de Ecuador en Nueva York, Jorge López Amaya, invitó al recientemente electo Defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Rivadeneira Silva, quien fue elegido por un periodo de cinco años hasta 2016, a que visite la ciudad y discutir la posibilidad de reabrir el cargo en Nueva York.

Debido al significativo tamaño de la diaspora ecuatoriana, la Defensoría del Pueblo de ese país tiene un representante en los Estados Unidos, que trabaja en coordinación con el consulado, pero no depende de él. Por años, debido a la gran cantidad de ecuatorianos en la ciudad, hubo un representante de la Defensoría en Nueva York, pero el actual gobierno no ha nombrado a uno.

“Le extendimos la invitación para que viniera y aceptó”, confirmó el cónsul. “Con el motivo principal de conversar con la comunidad ecuatoriana acerca de las necesidades que tienen y ver la posibilidad de nombrar en un representante en Nueva York que es donde hay una mayor cantidad de ecuatorianos”, agregó.

Además, el cónsul indicó que coordinaría las acciones para ver en qué caso va a actuar cada organización, refiriéndose al consulado, la Secretaria Nacional del Migrante SENAMI y Casa Ecuador. Las tres instancias tienen intereses comunes y funciones similares.

La Defensoría del Pueblo de Ecuador es una autoridad autónoma, según Danilo Roggiero, representante de DENAMI. “Mientras que nombran al nuevo representante, estamos tratando de canalizar la ayuda que necesitan los inmigrantes ecuatorianos y lo más importante es la difusión de los servicios que ofrecemos”, añadió.

Aunque la nueva constitución ecuatoriana decretada en agosto de 1998 indica que la estructura de la Defensoría del Pueblo, institución nacional de derechos humanos, tendrá delegados en cada provincia y en el exterior; en Nueva York no hay representante desde 2008, cuando Freddy Sánchez representaba a los ecuatorianos.

Algunos ecuatorianos del área se quejan de no estar representados y de falta de información de los dirigentes.

“Aquí hay mucha frustración de los ecuatorianos. No hay representación. Cuando uno va al consulado o a Casa Ecuador donde está la SENAMI, ellos dicen que sólo pueden ayudar refiriéndonos a un abogado y eso lo puede hacer cualquiera, por eso necesitamos a un representante de la Defensoría del Pueblo”, dijo Walter Sinche, director ejecutivo de Alianza Ecuatoriana Internacional.

“Aquí en Nueva York, en el área tri estatal es una necesidad urgente”, dijo Clever Borja, vicepresidente de la Asamblea Comunitaria de Inmigrantes Ecuatorianos (ACIE).

Los activistas nombrados coinciden en pedir que el Defensor del Pueblo se reúna con la comunidad y sus dirigentes.