¿Qué tipo de pareja son?

Responde el test y averígua si son tal para cual.
¿Qué tipo de pareja son?
Foto: Thinkstock

Hay enamorados que hacen una mancuerna fabulosa y las cualidades de ambos generan un feliz balance, por lo que no hay duda que cualquier contratiempo no será inconveniente para ellos.

Hay otros más que, son famosos por las divertidas anécdotas que protagonizan y en las que los problemas sin resolver son inevitablemente una constante. ¿Ustedes qué tipo de pareja forman?

1. No es que tengan programada una sesión de efectos de luz en su casa, sencillamente, hay un corto circuito en alguna parte, ustedes ¿qué hacen?:

a) A todo te acostumbras, hemos vivido con peores cosas.

b) Compramos muchos focos ya que se funden constantemente, además de esperar a descubrir en dónde está el problema.

c) Tratamos de ocupar la menor cantidad de luz, y como ninguno de los dos es un ducho en eso, ni tarde ni perezosos hablamos al electricista.

2. Tendrán una cena en casa con algunos amigos, son pocos los invitados que acudirán, así que al momento de organizar los alimentos y bebidas que ofrecerán, ustedes:

a) Cuando llegan a la casa les preguntamos si quieren que pidamos pizza o vayamos por algo que vendan cerca de nuestra casa.

b) ¡Corremos a las tiendas de descuento! Ahí venden grandes charolas de canapés, así como enormes pasteles que resuelven cualquier situación… aunque no sea un cumpleaños lo que se festeja.

c) Él se pone el delantal y como amante de la cocina que es, prepara ricos platillos para ofrecer, yo a lo mío: a poner la mesa y alistar las bebidas.

3. En la empresa en la que trabajas, como una prestación te brindan un auto, pero el ligero detalle es que es estándar y no sabes conducir este tipo de coches, ¿qué hacen?

a) Mi pareja me sugiere que guarde el auto hasta que aprenda a conducirlo y de esta forma evitamos un accidente.

b) Pienso que como él no tiene paciencia para enseñar, lo mejor será tomar unas clases de manejo.

c) Tomo clases de manejo, y él amablemente me propone acompañarme para practicar los fines de semana para que tome confianza.

4. Él quiere darle un obsequio a una persona a quien aprecia y que contraerá matrimonio, y no tiene pensado algo en especial, por lo que:

a) No hay vuelta de hoja, vamos a ver a alguna plaza qué encontramos, no falla.

b) Él investiga si esta persona tiene alguna lista de regalos o bien, vamos a una tienda departamental para buscar algo.

c) Algo pensado siempre es más especial, por lo que le dedicamos tiempo a decidir qué le puede comprar que sea útil y lindo.

5. Su perrita tendrá cachorros y pensaban que sería hasta el fin de semana cuando el feliz momento iba a suceder, pero no es así, hoy es el día y aunque sean las diez de la noche hay que abrir la puerta a la cigüeña, ustedes:

a) Casi caemos en un ataque de pánico y nos ponemos a buscar el teléfono de un veterinario que nos pueda atender.

b) ¡Corremos de un lado a otro! Hasta que alguno de los dos toma aire y llama al veterinario.

c) El médico ya nos había dicho lo que teníamos que hacer, así que manos a la obra: A recibir a los cachorros.

Seguramente tienen claro las cosas que no les salen bien a cada uno, sin embargo, bien valdría la pena que giraran la mirada hacia aquello que dominan. La famosa frase de “nadie nace sabiéndolo todo” es cierta, por lo que si imprimen un poco de esfuerzo aprenderán a hacer el trabajo que un hogar necesita.

El escándalo no es que no sepan solucionar mucho con lo que se enfrentan, sino la falta de interés y creatividad que han mostrado, así que a sacudirse la polilla y dar los primeros pasos rumbo a terreno de los especialistas.

Nadie duda que no hay problema que de una u otra manera resuelvan, pero se asoman a un área de confort que puede ocasionarles una somnolencia brutal. La recomendación es que tengan mayor organización en sus tareas cotidianas, así como que hagan un pequeño esfuerzo para proponer una mejor solución a todo aquello con lo que se enfrentan y que la vida en común les demanda.

Quizá a ninguno de los dos les interese en convertirse en chef o electricista, o mucho menos en un veterinario prestigiado, pero esto no significa que deben dejar pasar las oportunidades que les permiten cultivar sus cualidades y hacer un lado sus limitaciones.

¡Aplausos! Hacen una mancuerna que nadie detiene, saben sumar sus talentos de forma estupenda, así como tienen la confianza de dividirse las tareas en función de quien las pueda resolver de mejor manera, sin que ninguno de los dos se sienta ofendido por eso.

Estamos seguros que seguirán con su mirada hacia adelante, como auténticas celebridades que aprovechan sus talentos y que no los entorpecen sus debilidades personales. ¡Felicidades!

http://www.sermexico.org.mx

“La perseverancia es el motor del éxito”

Bojorge@teleton.org.mx