Semifinal con futbol de Copa

Valencia y Barsa, opacos en la Liga, abren serie clave
Semifinal con futbol de Copa
Unai Emery, técnico del Valencia, da las últimas instrucciones a sus jugadores de cara al choque de hoy en casa ante el Barcelona.
Foto: AP

VALENCIA, España (EFE).- Valencia y Barcelona se miden hoy, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, con la necesidad de desplegar en Mestalla el futbol que han ofrecido en este torneo, y no en la Liga, para cobrar ventaja en el primer asalto de la eliminatoria que definirá a uno de los finalistas.

El Valencia llegó a esta instancia luego de superar al Sevilla y al Levante, mientras que el Barcelona eliminó a Osasuna y al líder y vigente campeón copero, el Real Madrid. Pero afrontan la eliminatoria con la necesidad de mostrar su efectividad en este torneo, y no las dudas que últimamente afloran en unos y otros en la Liga.

La expectación en torno al partido es máxima en Valencia, por lo que Mestalla registrará una gran entrada. Precisamente las dudas blaugranas han despertado la ilusión en el valencianismo, a pesar del potencial del rival.

Para este encuentro, el técnico del Valencia, Unai Emery, recupera a David Albelda, que no jugó el domingo en Santander por sanción, y espera contar también con Adil Rami.

Pablo Hernández ha vuelto a los entrenamientos después de tener problemas físicos en los últimos días.

Se mantiene la duda del portugués Miguel Brito, también con problemas musculares, al igual que ocurre con el argentino Éver Banega, quien se retiró de la cancha el domingo en Santander con un golpe en el muslo.

Además, el turco Mehmet Topal regresó el lunes de la capital cántabra tras haber pasado la noche hospitalizado por un golpe en la cabeza, pero tiene pocas opciones de estar en el partido.

En cambio, el delantero vasco Aritz Aduriz, quien también recibió un golpe en la cabeza, estará en condiciones de afrontar el duelo.

Barcelona deberá hacer acopio de esfuerzo, ya que se ha quedado con las balas justas en la recámara para armar un equipo competitivo.

No pierde la fe Guardiola de mantenerse vivo en todas las competiciones, pero después del esfuerzo contra Real Madrid a dos partidos en los cuartos de final, le llega este doble enfrentamiento ante Valencia con una plantilla muy ajustada debido a las bajas por lesión.

No aflojará el equipo catalán en el empeño de ser competitivo en todos los torneos, pero empieza a vislumbrar que mantenerse a tope le está empezando a pasar factura.

Jugadores tan importantes en otras temporadas como Iniesta y Pedro siguen sin estar disponibles, mientras que la ausencia de Villa empieza a notarse en demasía.

Hoy, Pinto estará de nuevo en el arco, mientras que en defensa el estado de Piqué marcará la elección de centrales que haga Guardiola luego de que el catalán saliera el sábado ante Villarreal.

Más complicado será confeccionar el ataque debido al estado físico de Alexis, infiltrado el fin de semana, por lo que sigue en duda de inicio.

El Barcelona y el volante bielorruso Alexander Hleb han alcanzado un acuerdo para la desvinculación anticipada del contrato que finalizaba a finales de la presente temporada, según anunció el club catalán.

Hleb firmó con el conjunto del Camp Nou en el verano de 2008, procedente del Arsenal, a cambio de 15 millones de euros más dos de variables, pero nunca llegó a cuajar en el cuadro de Pep Guardiola.

En su primera temporada participó en 31 partidos y consiguió nueve goles, aunque no tuvo continuidad. Además sufrió una lesión y no contó más para el entrenador.

A partir de entonces, Hleb entró en una cadena de cesiones. En la campaña siguiente (2009-2010) jugó en el VfB Stuttgart, club en el que había militado en el pasado, y en la siguiente jugó en el Birmingham City inglés.

A principios de esta temporada, Hleb jugó también como cedido en el Wolfsburg alemán, aunque con un contrato por seis meses. Una vez vencido el compromiso, el equipo alemán no ha hecho efectiva la continuidad.

Tras reunirse con el Barcelona y firmar su desvinculación contractual, el jugador podría convertirse próximamente en jugador del Olympiacos griego.